Skip to Content

Visor

Bosquescuela: Educación Infantil al aire libre en España. Un modelo de prestigio internacional

Revista Digital Educamadrid

Fecha de publicación 6 de septiembre de 2019

Resumen

Bosquescuela impulsa el modelo de Educación Infantil al Aire Libre en España. El curso 2015-16 puso en marcha el primer centro homologado en la Comunidad de Madrid. Lo más característico de esta metodología educativa es que los niños y niñas pasan la mayor parte del tiempo al aire libre, la naturaleza es el aula y los recursos didácticos proceden del medio natural. El juego libre y la curiosidad innata de los niños son pilares fundamentales en este modelo educativo.

Jornadas I&EDU

CRIF Las Acacias 6 al 8 de junio de 2017

Autores

Philip Bruchner y Silvia Corchero de la Torre

Centro Docente Bosquescuela (Cerceda)

1. LA NATURALEZA COMO AULA – MODELOS DE REFERENCIA

En los años 50 se fundó en Dinamarca la primera escuela infantil al aire libre. Hoy en día allí existen entre 200 y 300 escuelas. Desde ahí el modelo se extendió a otros países del norte de Europa y, en Alemania, el número de escuelas infantiles al aire libre hoy en día es superior al millar. Son normalmente escuelas concertadas pero también muchas son promovidas y financiadas por entes públicos. La primera Waldkindergarten (como allí se llama este tipo de escuelas) se fundó en 1968 en Wiesbaden pero no fue hasta 1993 cuando estas escuelas consiguieron la homologación y concierto.

Derivado de esta extensa experiencia existe una metodología y legislación muy desarrollada al respecto e incluso, existen también escuelas al aire libre para la etapa de primaria.

En Suecia existen alrededor de 220 escuelas, tanto públicas como privadas. La aceptación en este país ha sido tan alta, que hoy en día existen también 15 colegios de educación primaria al aire libre. Desde el año 2010, la princesa Victoria de Suecia patrocina estas escuelas en el país.

En Noruega y Finlandia, países que siempre obtienen buenísimos resultados en los estudios internacionales que evalúan el sistema educativo, como el informe PISA, también es muy frecuente este tipo de escolarización.

Más allá de estos ejemplos, existen escuelas infantiles al aire libre en Austria, Gran Bretaña, República Checa, Suiza, Estados Unidos, Corea del Sur, Australia, Canadá y Japón. Se trata de una metodología educativa en auge a nivel internacional.

En España la Iniciativa Bosquescuela impulsa este tipo de educación en España y cuenta ya con el primer centro homologado en la Comunidad de Madrid, concretamente en el municipio de Cerceda. El centro viene funcionando desde el curso 2015-16 y cuenta con una única unidad (25 alumnos) para niños y niñas del segundo ciclo de educación infantil.

 Cabaña

Cabaña

 

2. SEÑAS DE IDENTIDAD

2.1. Características del modelo

BOSQUESCUELA se presenta como un modelo innovador para que los niños y niñas aprendan, potencien sus aptitudes intrínsecas y desarrollen aspectos tan importantes como su sentido innato de pertenencia y de respeto a la naturaleza.

Bajo el lema Learning in nature, BOSQUESCUELA ha adaptado este modelo al sistema educativo español, para responder a las exigencias de un mundo que cambia, que necesita modelos sostenibles, más eficientes y capaces de afrontar los nuevos retos económicos, ambientales y sociales.

La única instalación que se necesita en una escuela al aire libre es una cabaña de madera que se usa como refugio ubicada en pleno bosque pero fácilmente accesible por carretera.

Lo más característico de este modelo es que los niños y las niñas pasan todo el año al aire libre, desarrollándose las jornadas escolares en los alrededores directos de la cabaña y el bosque, la naturaleza es el aula. Diariamente se realizan paseos o pequeñas excursiones por la naturaleza partiendo desde la cabaña.

Las actividades se realizan al aire libre y con materiales naturales, cumpliendo con los objetivos marcados por el currículo oficial del segundo ciclo de educación infantil, incluidos los de lectoescritura y matemáticas.

Los niños y las niñas conviven diariamente con la naturaleza. Los árboles, las piedras, los animales, la tierra, etc. les ofrecen recursos educativos ilimitados. Esto les permite desarrollarse y crecer en armonía con el entorno que les rodea sin necesidad de contar con libros de texto.

Otro de los pilares básicos de esta metodología es el juego libre en la naturaleza. A través del juego libre los niños y niñas pueden elegir con quién, dónde y a qué dedicarse, mientras que el equipo docente crea el ambiente que garantiza su bienestar y seguridad. En su juego son ellos quienes se marcan sus propios retos y quienes definen el grado de dificultad que pueden y quieren superar.

En este modelo no se separa al alumnado por cursos. Todos los niños y niñas del ciclo están en el mismo grupo. Los pequeños aprenden de los mayores y los mayores aprenden de los pequeños.

2.2. Beneficios y capacidades desarrolladas

Desde la iniciativa personal y viviendo experiencias reales, los niños y las niñas aprenden a aprender, a autosatisfacerse y a cultivar la ilusión y la motivación por descubrir el mundo que les rodea.

Cada niño y niña siente el impulso natural que le hace querer aprender: su curiosidad innata, que en Bosquescuela se considera el auténtico motor del aprendizaje. Esta curiosidad es consecuencia del proceso de madurez cerebral y corporal, ya que desde ahí nace la motivación genuina que responde al impulso natural de explorar, desarrollar, inventar y crear. El niño o la niña encuentra en la naturaleza todo lo que necesita para un desarrollo saludable y exitoso.

Estar en la naturaleza ofrece oportunidades infinitas de correr, trepar, caminar, saltar, sentarse, columpiarse, arrojar objetos…. esta multitud de estímulos favorece el desarrollo de la psicomotricidad.

Estar al aire libre fomenta una adecuada integración sensorial: el equilibrio, el tacto, la vista, la audición, el gusto, el olfato y propiocepción se desarrollan muy fácilmente en contacto con la naturaleza. Esta representa un entorno perfecto para que los niños y niñas alcancen un grado de desarrollo cognitivo y emocional que favorezca la adquisición de competencias como concentrarse, escribir, calcular, mantener la atención, etc.

Otro de los pilares en Bosquescuela es el respeto y la integridad de toda la comunidad educativa. Partimos de que todas y todos tenemos las mismas necesidades aunque no siempre en el mismo momento. Fomentamos el respeto mutuo. La responsabilidad del equipo educativo consiste en crear un ambiente de confianza que facilite la creación de vínculos entre los miembros de la comunidad educativa y asegure su bienestar y la integridad personal de los niños y niñas.

Mediante la empatía se facilita al niño o a la niña el descubrimiento de lo que es importante para él o para ella, ayudándole a descubrir sus propios límites y los límites de los demás. El profesorado acompaña para encontrar soluciones en caso de conflicto y si es necesario también interviene con su autoridad, siempre con el objetivo de proteger y no de castigar. De esa forma el profesor o la profesora ayuda a los niños y niñas a tomar conciencia de sus necesidades para poder cubrirlas, y así aumentar su autoestima y la confianza en sí mismo.

La naturaleza ofrece materiales no estructurados que los niños y niñas dotan de propiedades. A partir de elementos muy sencillos, piedras, frutos, palos, hojas, ellos crean sus propios roles, juegos y juguetes. En el juego libre destaca, de forma muy significativa, como los niños y las niñas se relacionan en un entorno de igualdad. No existen diferencias por razones de género en las actividades que ellos mismos crean y proponen.

Desde el desarrollo de la satisfacción de las necesidades auténticas de los niños y niñas, el crecimiento de la confianza y seguridad en sí mismos y la autoestima, el modelo Bosquescuela realiza un trabajo de fondo que permite a los niños y niñas crear sus propias herramientas sociales. Éstas les ayudarán a identificar enseguida cualquier abuso de poder o acoso, disminuyendo de esta manera la posibilidad de sufrirlo en el futuro.

2.3.Funcionamiento

En el día a día de un centro Bosquescuela se alternan momentos de mucha libertad, como el juego libre, con momentos donde se espera contar con la atención de los niños y niñas a las propuestas de las educadoras, como la clase o el cuento inventado. Esta estructura facilita cubrir todas sus necesidades básicas a la vez que se les dan las herramientas para ser capaces de atender normas e indicaciones.

Cada día tiene su estructura predefinida. Esta estructura facilita cubrir todas sus necesidades básicas a la vez que les da las herramientas para ser capaces de atender normas e indicaciones. (Imagen 2)

Escuelas infantiles al aire libre en Europa

Clase

Las clases se desarrollan por la mañana y por la tarde, al aire libre, en el terreno aledaño a la cabaña o durante el paseo hacia “el lugar del día”. Se trabaja al aire libre en unidades didácticas, los contenidos relacionados con las tres áreas educativas del currículo del segundo ciclo de Educación Infantil. La metodología es muy lúdica y vivencial atendiendo a los ritmos de los niños y niñas y adaptándola a los estímulos que surgen de la propia naturaleza o la propia interacción con los niños y niñas. (Imagen 3)

Actividades en la naturaleza

Paseo al “lugar del día”

El lugar del día es un lugar situado a una distancia de entre 200 metros y un kilómetro de la cabaña. Los profesores y profesoras eligen un camino divertido con retos que alcanzar. Como se suelen descubrir muchas cosas durante este paseo, también se llama “camino de aprendizaje”. En este paseo domina el aprendizaje significativo. El paseo al lugar del día se prolongará aproximadamente durante media hora. Se suele disponer de varios lugares del día que se establecerán a lo largo del año escolar.

Juego Libre

A través del juego libre los niños y niñas pueden elegir con quién, dónde, a qué dedicarse y durante cuánto tiempo, mientras el equipo docente crea el ambiente que garantiza su bienestar y seguridad. En su juego son los propios niños quienes marcan sus propios retos y quienes definen el grado de dificultad que pueden y quieren superar. Es una fase de gran aprendizaje que surge de su auténtica motivación intrínseca y durante la cual van a experimentar e ir conociendo sus propios límites y capacidades. (Imagen 4)

Actividades al aire libre

Comida y recreo

Al mediodía los niños y niñas comen en la cabaña. La comida suele durar 45 minutos. Después viene una fase de recreo donde los niños y niñas pueden pasar un rato dentro de la cabaña, para dormir la siesta o para dedicarse a cualquier otra actividad tranquila.

Inmersión lingüística

Bosquescuela es un centro bilingüe en el que una de las educadoras del equipo docente se comunica exclusivamente en inglés con los niños y niñas. Se pretende así iniciarles en el uso de un nuevo idioma, ampliando su comprensión y vocabulario.

Excursiones semanales

Las experiencias en la naturaleza se complementan con visitas semanales a diferentes lugares en la ciudad como museos, teatros, bibliotecas, mercados, centros deportivos, sitios donde los adultos trabajan, etc. En los desplazamientos se usan diferente tipos de transporte, apostando especialmente por el transporte público y colectivo.

Talleres semanales

Una vez a la semana impartimos talleres de diferentes tipos: arcilla, acuarelas, teatro, lana, manualidades, madera, música, land art

En Bosquescuela tenemos un Plan de Seguridad adaptado al entorno del colegio. Este documento define una serie de estándares y medidas correctivas preventivas para diferentes ámbitos de la vida escolar y también unas ciertas normas de comportamiento en el bosque para mejorar la seguridad de los niños y niñas. (Imagen 5)

Actividades al aire libre

Permisos

En Bosquescuela contamos con todas las licencias tanto a nivel educativo, como sanitario, laboral, fiscal y de funcionamiento. Insistimos mucho en la INNOVACIÓN Y HOMOLOGACIÓN para facilitar el reconocimiento y la difusión del modelo.

2.4. Equipo educativo

El equipo educativo de Bosquescuela Cerceda está formado por: Philip Bruchner (Director Gerente y promotor de la iniciativa), Jara Loira Rodríguez (Directora Pedagógica y maestra), Ana Palomino Cabrero (Auxiliar de educación), Paloma Blanco Perales (Maestra de inglés y auxiliar de educación) y Silvia Corchero de la Torre (Secretaría y auxiliar de educación). Todo el equipo está formado en metodología Bosquescuela.

3. EVALUACIÓN

Todos los principios y fines educativos que marca la legislación educativa, especialmente en atención a los objetivos que se definen para el segundo ciclo Educación Infantil, son contemplados en la planificación educativa del centro. Se lleva a cabo también una iniciación en lectoescritura y matemáticas y se evalúan los resultados adquiridos por los niños y niñas y, el trabajo desarrollado por el equipo educativo.

Peter Häefner, de la Universidad de Heidelberg, realizó un estudio para evaluar cómo de preparados llegaban los niños y niñas que habían asistido en la etapa de educación infantil a una escuela bosque a la educación primaria. Los resultados mostraron que son capaces de atender mejor a las normas, prestan más atención, son más creativos, tienen mayor iniciativa personal y muestran una mayor autonomía y seguridad en sí mismos. (Imagen 6)

Señas de identidad

Además, continuamente se trabaja para continuar con el desarrollo de la metodología, incorporando nuevas actividades y propuestas, evaluando las ya existentes y fomentando la mejora continua en este sentido.

4. FORMACIÓN

La iniciativa Bosquescuela pretende, a través de su programa formativo, dotar de herramientas al profesorado e incluso a las familias, para plantear actividades educativas en la naturaleza y ser capaces de aprovechar los enormes beneficios del contacto con ella. Así, se plantean varios formatos de formación: talleres de iniciación, talleres especiales para estudiantes y cursos de formación continua en los que han participado ya más de 200 personas. (Insertar imagen de curso)

5. INVESTIGACIÓN

Con la colaboración de diversas universidades españolas (USC, Francisco de Vitoria, Universidad de Sevilla, Universidad Complutense de Madrid, etc.) se está desarrollando y coordinando una línea de investigación sobre educación en la naturaleza.

Con ella se pretende canalizar el gran interés que existe en la actualidad de realizar trabajos fin de grado y tesis doctorales sobre diferentes aspectos relacionados con la educación al aire libre. En la página web www.bosquescuela.com está disponibleun apartado especial en el que se recopilarán artículos científicos e información diversa en este sentido.

6. CONCLUSIONES

El interés por la educación al aire libre es cada vez mayor en nuestro país. La puesta en marcha del primer centro Bosquescuela en Madrid pretende servir de ejemplo para el futuro desarrollo de nuevas iniciativas en otras comunidades autónomas. Desde la iniciativa se darán los pasos necesarios para conseguir que este tipo de educación sea una opción real y factible para las familias y esté integrada dentro del sistema educativo español.

BIBLIOGRAFÍA

Ayres, A. Jean (2006). La integración sensorial y el niño. Sevilla: Mad

Fjørtoft, lngunn. (2004). Landscape as Playscape: The Effects of Natural Environments on Children's Play and Motor Development. Children, Youth and Environments 14(2): 21-44. Disponible en: https://www.researchgate.net/publication/252182057_Landscape_as_Playscape_The_Effects_of_Natural_Environments_on_Children's_Play_and_Motor_Development.

Grahn, P., Martensson, F., Lindblad, B., Nilsson, P. & Ekman, A. (2000): Borns udeleg. Betingelser og betysning. Kobenhavn: Forlaget Born & Unge.

Grahn, P., Martensson, F., Lindblad, B., Nilsson, P. & Ekman, A. (1997): Ute pa dagis. Hur anvader barn daghemsgarden? Utformingen av daghems-garden och dess betydelse für lek, motorik och koncentrationsfbrmaga. Stad & Land, Nr. 145. Alnarp: Movium, Sveriges Landbruksuniversitet.

Hafner, P (2002): Natur- und Waldkindergarten in Deutschland - eine Alternative zum Regelkindergarten in der vorschulischen Erziehung. lnauguraldissertation, Universitat Heidelberg. Disponible en: http://archiv.ub.uni-heidelberg.de/volltextserver/3135/1/Doktorarbeit_Peter_Haefner.pdf

Harvey, M.R. (1993): Learning about ecology through contad with vegetation. Edited by Hale, M. Cambridge: University Press.
Huppertz, N. (1999): Handbuch Waldkindergarten. Konzeption. Methodik. Erfahrungen. Oberried: PAIS-Verlag.

Jesper, J. (2004). Su hijo, una persona competente: hacia los nuevos valores básicos de la familia. Barcelona: Herder

Kollner, S. I Leinert, K. (1997): Waldkindergarten. Augsburg: BDF Fachverband Forst e.V. Schriftenreihe - Band 6 RIWA.

Lindemahn-Matthies, P. & Ranft, M. (2004): Wahrnehmungs- und Bewegungsfürderung in Kindergarten des Kantons Zürich - Ergebnisse einer empirischen Untersuchung. In Gugerli-Dolder, B., Hüttenmoser, M. & Lindemann-Matthies, P. (Hrsg.): Was Kinder beweglich macht. Wahrnehmungs- und Bewegungsfbrderung im Kindergarten. 10-58. Zürich: Padagogische Hochschule.

Miklitz, l. (2011): Der Waldkindergarten. Dimensionen eines padagogischen Ansatzes. Neuwied, Berlin: Luchterhand

Rosenberg, Marshall B. (2008). Comunicación no violenta. Un lenguaje de vida. Buenos Aires: Gran Aldea Editores

Spitzer, M. (2005): Aprendizaje: Neurociencia y escuela de la vida. Barcelona: Omega.

 

 

Código QR

Creative Commons by-nc-sa
Revista Digital EducaMadrid
Fecha de publicación: 6 de septiembre de 2019