Skip to Content

Agregador de Contenidos Agregador de Contenidos

LÍNEAS BÁSICAS DEL PROYECTO EDUCATIVO

¿QUIÉNES SOMOS?


El Conservatorio Profesional de Danza “Carmen Amaya” es un Centro Educativo de Enseñanzas Artísticas, encuadradas como Enseñanzas de Régimen Especial dentro del Sistema Educativo Español, e integrado en la red de Conservatorios de la Vicepresidencia, Consejería de Educación y Universidades de la Comunidad de Madrid. Además, es un Centro que se caracteriza por trabajar desde un Enfoque Sistémico, es decir, se ve asimismo, como un subsistema más de la sociedad y al mismo tiempo como un conjunto de elementos en interacción, un sistema que debe funcionar de un modo flexible, dinámico y abierto a las iniciativas de todos los sectores que integran la Comunidad Escolar (entorno, padres, profesores, equipo directivo, alumnos, personal de administración y servicios) sin dejar de asumir las diferencias individuales y velando porque se cumpla el principio de igualdad de oportunidades para todos los alumnos y alumnas sin discriminación por razones culturales, religiosas, de género, de orientación sexual, de capacidades, motivaciones, económicas, de raza, origen e identidad de género.

Somos un centro que fomenta un espacio de entendimiento y no discriminación y promueve la inclusión de todos sus alumnos generando dinámicas basadas en los principios de respeto, tolerancia y no violencia, con un compromiso real a la hora de promover los valores de solidaridad, libertad, igualdad, esfuerzo y paz.

 

Nuestro edificio se comparte con el Conservatorio Profesional de Música “Victoria de los Ángeles” con el que nos une mucho más que las paredes compartidas, nos une la MÚSICA y la DANZA y el buen clima de trabajo y respeto que existe entre todos los componentes de ambas comunidades educativas.

Desde las direcciones de ambos centros se asegura el buen funcionamiento común de los mismos con la gestión de gastos y espacios, coordinación de personal común no docente, normas de convivencia, simulacros de evacuación y, lo más importante, con la celebración de actuaciones artísticas comunes entre las que destaca AMALGAMA, un espectáculo interdisciplinar que supone una motivación extra para profesores y alumnos/as y se convierte en un evento de dimensiones artísticas y culturales excepcionales.

 

VALORES DEL CENTRO

 

- Cultura del Esfuerzo y de la responsabilidad como elemento esencial del proceso de nuestra enseñanza y de la vida.

- Disciplina.

- Creatividad y belleza.

- El respeto y la tolerancia hacia lo que hacemos y los que nos rodean.

- Equilibrio psico-físico como motor de la vida.

- Coraje, tesón y colaboración para afrontar la realidad profesional de la danza.

- Libertad para decidir, interpretar y crear.

- Solidaridad, libertad e igualdad.

- Igualdad entre mujeres y hombres, igualdad de trato y no discriminación

- Prevención de la violencia contra las niñas y las mujeres y a cualquier clase de violencia, del acoso y del ciberacoso escolar.

- Cultura de paz y los derechos humanos.

 

El tratamiento transversal de la educación en valores es un pilar fundamental que no puede constituir una sola área, sino que ha de ser tratado por todas ellas de forma global y programada. La transversalidad es un instrumento articulador que permite interrelacionar, el sector educativo con la familia y la sociedad. Son instrumentos de carácter interdisciplinar que recorren el currículum, las áreas de conocimiento, las disciplinas y los temas, con la finalidad de crear condiciones favorables para proporcionar a los alumnos una mayor formación en aspectos sociales, ambientales o de salud.

Desde este planteamiento un «aprendizaje para toda la vida», se insiste en proporcionar una educación completa, integral, y se destaca el carácter transversal de la educación en los valores arriba señalados.

  

Prioridades del Centro:

 
- Contribuir a desarrollar una dinámica de trabajo en equipo por parte del Claustro y de toda la comunidad educativa, generando un clima de cooperación, orientación y apoyo en todos los ámbitos de la actividad del Centro, transmitiendo energía a nuestros alumnos para lograr la consecución de los objetivos marcados y conseguir que el Conservatorio Profesional de Danza "Carmen Amaya" sea un centro de prestigio, reconocido por la calidad de su enseñanza.

- La mejora de la calidad educativa a través del enriquecimiento del currículo oficial mediante el desarrollo de actividades y programas que mejoren el rendimiento integral del alumnado y la formación permanente del profesorado que tendrá repercusión en las otras líneas de actuación e irá implícita en casi todos los objetivos.

- La convivencia como herramienta poderosa para crear un entorno de aprendizaje inclusivo, en una escuela de todos y para todos, que potencie el proceso de enseñanza-aprendizaje a su máximo exponente.

- La difusión de las enseñanzas de danza y por ende del conservatorio en dos vertientes diferenciadas: La internacionalización del centro y la captación de alumnado y creación de nuevos públicos

- Realización de mejoras tecnológicas e innovación del centro, convirtiéndolo en un espacio más respetuoso con el medio ambiente.

  

PRINCIPIOS DEL CENTRO

 

Principios Generales:

 
- Desarrollo Integral de la personalidad humana

- Respeto a la libertad y al derecho de identidad del alumnado, preservando su intimidad y garantizando el libre desarrollo de su personalidad para la no discriminación por motivos de diversidad sexual e identidad de género.

Motivación y Esfuerzo Individual.

- Educación y formación permanente (alumnos y profesores)

- Formación Personalizada del alumno, que propicie una educación integral en conocimientos, destrezas y valores morales en todos los ámbitos de la vida personal, familiar, social y profesional.

- Comportamiento Democrático.

- Principio de Esfuerzo Compartido entre los miembros de la comunidad educativa.

- Principio de Autonomía, Participación y Flexibilidad para adecuar la estructura y organización del Centro a los cambios, necesidades y demandas de la sociedad y a la diversidad de aptitudes, intereses, expectativas y personalidad de los alumnos.

- Principio de Prevención (resolución pacífica de conflictos, prevención de enfermedades, etc).

  

Principios Pedagógicos:

 
- El alumno centro de la acción educativa.

- Partir del Nivel de Desarrollo del alumno.

- Aprendizaje significativo.

- Aprender a aprender.

- Funcionalidad

- Creatividad.

- Motivación y Participación Activa.

- Evaluación de los Procesos de Enseñanza y Aprendizaje.

- Experimentación, Innovación e Integración Educativa.

- Educación inclusiva

- Atención a la diversidad.

 

ATENCIÓN EDUCATIVA A LAS DIFERENCIAS INDIVIDUALES DEL ALUMNADO

 

La atención educativa a las diferencias individuales del alumnado comprende el conjunto de actuaciones educativas dirigidas a dar respuesta a las diferentes capacidades, ritmos y estilos de aprendizaje, motivaciones, intereses, situaciones socioeconómicas y culturales, lingüísticas y de salud del alumnado, con la finalidad de facilitar la adquisición de los objetivos generales de las etapas. Para ello, adoptamos, dentro del proyecto educativo, las medidas que permitan una atención personalizada al alumnado en función de sus necesidades educativas. La respuesta educativa para atender a la diversidad del alumnado se compone de medidas y recursos, generales y específicos.

Las medidas y recursos generales tienen como finalidad la promoción del aprendizaje y el éxito escolar de todo el alumnado incluyendo, entre otras, las adecuaciones de la programación didáctica, la integración de materias en ámbitos, los agrupamientos flexibles, el apoyo en grupos ordinarios, los desdoblamientos de grupos o la oferta de materias específicas, los programas de refuerzo y recuperación y los programas de enriquecimiento.

El centro cuenta con un Plan INCLUYO.

  

Metodología propia de un aprendizaje competencial orientado al ejercicio de una ciudadanía activa.

 
Fundamentalmente, el enfoque competencial propone un modelo de aprendizaje basado en la aplicación de los conocimientos. Un objetivo global es conseguir una relación más directa entre lo que se aprende y cómo se aprende en la educación formal y lo que se hace y cómo se hace fuera del centro educativo. Se trata fundamentalmente de desarrollar un nuevo modelo de currículo «abierto, flexible, con una estructura manejable y mejor integrada». Apostando por una sociedad consciente, participativa y con valores.

El enfoque competencial mantiene la importancia de los conocimientos, pero no tanto en su adquisición como en su aplicación práctica, se habla así de «actuar de manera competente». Algunos aspectos destacables de este modelo son:

 - En lugar de memoria mecánica o repetitiva se insiste en destacar que la memoria ha de ser comprensiva, aunque sigue siendo imprescindible para el aprendizaje

 - La evaluación competencial debe permitir calibrar la escala de logro o los niveles de desempeño para que nos sirvan de orientación, no con un propósito sancionador del error.

 - Se pretende conseguir mayor implicación del alumnado al tratarse un aprendizaje más significativo.

 - El currículo ha de ser abierto para permitir también la personalización y otorgar mayor autonomía a los centros.

 - Se diferencia entre aprendizajes imprescindibles y aprendizajes deseables.

  

«Los valores, los principios morales no deben cambiar, pero sí debemos revisar cómo enseñarlos, porque estamos educando a la generación del siglo XXI con herramientas educativas del siglo anterior». María Soto, logopeda y psicóloga, autora de «educa bonito»