Skip to Content

Visor

La poesía de los años 60

En torno a 1960 la literatura realista social empieza a recibir críticas por su pobre lenguaje y su reducida temática y, a cambio, aparecen en todos los géneros una renovación de temas y técnicas debido no sólo al desgaste de la tendencia anterior, sino también al propio desarrollo y modernidad de la sociedad. 

Características

Las primeras obras se publicaron a mediados de los 50 llegando al apogeo en los 60. De ahí que recibieran el nombre de Generación de los 50.

Se trataba de una poesía social, pero derivó a lo individual y lo subjetivo, mediante un lenguaje más literario. Concibieron la poesía como un proceso de conocimiento de la realidad, de la captación de vivencias de la vida cotidiana y de sí mismos. Se les conoce como poesía del conocimiento.

Los rasgos más destacados son:

  • Preocupación fundamental por el hombre y sus problemas (tanto sociales como existenciales), pero abandonando todo dramatismo, tomándolo, incluso, con humor.

  • Inconformismo frente a la realidad que viven, aunque no es el tema exclusivo, y por eso se alejan de la poesía social.

  • Componen una poesía basada en las experiencias personales cotidianas.

  • Temas:
    • Intimismo.

    • Lo cotidiano.

    • La soledad.

    • La marginación y la incomunicación humana.

    • El amor, ligado al erotismo y a la amistad.

    • La metapoesía: poemas que reflexionan sobre la poesía.

    • La religión relacionada con la literatura mística española o con la oriental.
  • En lo estilístico quieren la dignificación del lenguaje poético, demostrando un gran interés por la obra bien hecha; sin embargo, su estilo se caracteriza por su naturalidad, predominio de un estilo conversacional, un lenguaje coloquial y el uso de la ironía y el humor (para mostrar su inconformismo) y la intertextualidad (es la relación que un texto [oral o escrito] mantiene con otros textos [orales o escritos], ya sean contemporáneos o anteriores).
Autores
  • Jaime Gil de Biedma: Su obra destaca por el deseo de hallar una identidad propia manteniendo como tema principal el paso del tiempo caracterizado por sus experiencias personales combinando el amor y los espacios urbanos. El estilo se marca por el desdoblamiento del yo dando lugar a una visión irónica y distanciada mediante el registro coloquial y un tono conversacional con incursiones de citas.

    Destacan: Compañeros de viaje o Poemas póstumos, que expresan, entre otros temas vitales, la amistad y el amor sometidos al desgaste del tiempo con un lenguaje sarcástico y lleno de pesimismo.
  • José Ángel Valente: En su obra hay un intento de ahondar en la religión y en la infancia perdida mediante la experiencia y el verso preciso, hasta posteriormente llegar incluso a la mística.

           Destacan: Poemas a Lázaro, El inocente o Material de memoria.

  • Ángel González: Su obra, en principio, se enmarca en el pesimismo existencial y la crítica al mundo. El tema es el paso del tiempo, el amor, el desengaño, el absurdo de la vida… y, posteriormente, incorpora la ironía derivada hacia el humor, los neologismos y los juegos de palabras.

          Destacan: Áspero mundo, Breves canciones para una biografía o Deixis.