Skip to Content

Visor

El texto expositivo

Los textos según su modalidad discursiva

Textos expositivos

Tienen como objetivo informar, difundir y dar a conocer al receptor un tema con una finalidad informativa y/o explicativa y de forma objetiva; por tanto, estos textos no reflejan los sentimientos, ni la opinión del autor porque exponen el tema basándose en fuentes y evidencias de respaldo; es decir, aportan datos e información veraz y contrastada.

Tipos de textos expositivos

Dependiendo del receptor al que va dirigido el tema, los textos explicativos se dividen en:

  • Divulgativos: Dirigidos a un receptor no especializado, por lo que el lenguaje debe ser muy claro.

  • Especializados: Dirigidos a especialistas en el tema tratado con lo que su lenguaje es más específico con un abundante de términos técnicos.

Organización de la información

Los textos expositivos siguen un orden lógico para dotarles de una mayor claridad y que puedan ser comprendidos mejor.

El modo de organizar la información suele ser:

  • Introducción. Se exponen los temas y aspectos que van a centrar la información.

  • Desarrollo. Es el núcleo central del texto y en él aparece la información esencial.

  • Conclusión. Es la parte final del texto y en ella suele aparecer un resumen, una valoración final…

Estructura interna

La exposición se organiza en torno a un tema o idea principal. En función de dónde aparezca la idea principal, existen dos clases diferentes de organización:

  • Deductiva. Parte de lo general para llegar a lo particular, con lo que la idea principal aparece al comienzo del texto.

  • Inductiva. Parte de lo particular para llegar a lo general, de manera que la tesis aparece al final como conclusión.

Recursos expositivos

Los textos expositivos emplean diversos recursos, como:

  • Las definiciones. Son enunciados que representan o explican un concepto o expresión de manera objetiva.

  • Las comparaciones. Son relaciones de semejanza entre dos ejemplos o teorías a fin de afirmar o esclarecer el tema expuesto.

  • Los ejemplos. Son enunciados o modelos que facilitan la comprensión del texto, especialmente cuando se trata de un contenido complejo o técnico.

  • Los gráficos e imágenes. Son refuerzos visuales que permiten complementar el tema expuesto para una mejor comprensión.

Procedimientos lingüísticos de la exposición

  • Vocabulario denotativo buscando la objetividad y con numerosos tecnicismos.

  • Predominio del presente de indicativo (marca la atemporalidad del texto) y el pretérito imperfecto de indicativo.

  • Uso de adjetivos especificativos y de complementos del nombre.

  • Oraciones explicativas.

  • Oraciones impersonales o de pasiva refleja para lograr una mayor objetividad.

  • Uso importante de oraciones subordinadas.

  • Aparecen marcadores de texto de tipo lógico: porque, para que…; y marcadores discursivos, que señalan las partes del texto: en primer lugar, para concluir…

  • Abundantes citas y referencias aclaratorias.