Skip to Content

Visor

El texto descriptivo

Los textos según su modalidad discursiva

Textos descriptivos

La descripción es una forma de discurso en la que se explica de forma ordenada las características de una persona, un lugar, un objeto, un animal, una planta…

Tipo de descripciones según el tema

  • La descripción de personas

La descripción de personas es el recurso más utilizado para hacerse una idea de la apariencia física y la psicología de una persona o personaje, en el caso de la literatura.

Dependiendo de las características que deseemos destacar, la descripción de personas recibe una denominación u otra. Hay cuatro tipos de descripción de personas: prosopografía, etopeya, retrato y caricatura.

Se trata de una descripción de los rasgos físicos, del aspecto externo de la persona. En ella, por tanto, sólo se describirán las características personales: talla, altura, color de pelo, forma y color de los ojos…

Se trata de una descripción de las características morales y psicológicas, de la forma de ser de una persona.

Es una descripción que combina la descripción física y la descripción psicológica, es decir, en ella describimos el aspecto externo de una persona y de su carácter. Cuando el autor decide retratarse a sí mismo, se denomina entonces autorretrato.

Es la descripción de los rasgos físicos y morales de una persona presentados de manera exagerada, generalmente con intención humorística o crítica.

Los lugares como los paisajes, las ciudades, las casas, las habitaciones… son objeto de la descripción llamada topografía. 

La descripción de un tiempo, de una época o de un periodo de la historia se llama cronografía. Estas descripciones son esenciales en muchos textos narrativos, pues nos permite conocer la época en la que transcurre la historia es fundamental para comprenderla.

En la cronografía podemos encontrar alusiones a personajes relevantes de una época, a hechos históricos acaecidos en ese momento, a las costumbres, a la forma de vestir, a las herramientas que se utilizaban...

Tipo de descripciones según su intencionalidad

  • Objetiva o técnica

Su finalidad fundamental es la de informar; por tanto, presenta la realidad del modo más veraz y fiel posible.

Se caracteriza la precisión y la claridad, ya que su receptor persigue conocer la realidad que se describe de manera exacta, sin valoraciones personales; por tanto, sus rasgos son: la función del lenguaje representativa, el lenguaje denotativo y el uso abundante de tecnicismos, de sustantivos concretos y adjetivos especificativos.

  • Subjetiva o literaria

Su finalidad es, fundamentalmente, estética.  Por tanto, cuando describimos nos dejamos llevar por los sentimientos que el objeto despierta en nosotros.

Las descripciones subjetivas son habituales en los textos literarios. Sus rasgos son: la función del lenguaje poética, el lenguaje connotativo y el empleo de recursos literarios.

Procedimientos lingüísticos de la descripción

Los rasgos lingüísticos que caracterizan cualquier descripción, independientemente de que éstas sean objetivas o subjetivas, son los siguientes:

  • Se utilizan muy pocos verbos. Se usan el presente y el pretérito imperfecto de indicativo. Predominan los verbos copulativos: ser, estar, parecer y aquellos que no indican movimiento como tener.

  • Predominio de sustantivos y, sobre todo, de adjetivos. Esto es así porque lo que más importa es mostrar cómo es aquello que se describe. El adjetivo desempeña, por tanto, un papel esencial en la descripción.

  • Abundan las oraciones simples, las oraciones copulativas y las yuxtapuestas.

  • En la descripción es muy importante el uso de marcadores de orden; es decir, palabras que nos sirven para que el texto sea ordenado: en primer lugar, en segundo lugar, finalmente…

  • En la descripción técnica: uso de sustantivos técnicos o tecnicismos (palabras especiales que se usan en la ciencia o la tecnología).

  • En descripción literaria: uso de adjetivos valorativos.

  • Uso de figuras literarias como la comparación o símil y la metáfora.