Skip to Content

Visor

Las perífrasis verbales

Son construcciones sintácticas de dos o más verbos que funcionan como núcleo del predicado; por tanto, es la asociación de dos o más verbos que transmiten una única idea verbal y forman una unidad sintáctica indisociable. Sirven para expresar las características de la acción verbal que no pueden señalarse mediante el uso de las formas simples o compuestas. Esto significa que, funcionalmente, la estructura completa constituye el núcleo del predicado. Así, tenemos: tiene que comer, debe venir, empezó a estudiar, suele correr...

Estructura

Las perífrasis están compuestas por los siguientes elementos:

  • un verbo auxiliar en forma personal. Ha perdido parcial o totalmente su significado léxico, aparece en forma personal y aporta los contenidos gramaticales: valores aspectuales (indica principio de la acción verbal, duración, final…) o modales (obligación, duda...).
  • un enlace opcional. Si lo hay, puede ser una preposición o una conjunción.
  • un verbo en forma no personal (infinitivo, gerundio o participio). Aporta lo esencial del significado léxico. 

Así, por ejemplo: En la perífrasis tengo que estudiar hay la siguiente estructura: 

  • tengo: verbo auxiliar conjugado que aporta el valor aspectual (obligación).
  • que: enlace.
  • ir: forma no personal en infinitivo que aporta el significado léxico.

Tipos de perífrasis verbales

La RAE en la Nueva gramática de la lengua española divide las perífrasis atendiendo a la forma no personal del verbo que aparece en ellas; por tanto, habla de perífrasis de infinitivo, de gerundio y de participio. Pero, además, dice que también es posible hablar de perífrasis modales y tempoaspectuales. Según esta división tenemos: 

  • tempoaspectuales. Predomina en ellas las que tienen rasgos temporales (como ir + infinitivo, que indica el inicio de la acción; o acabar de + infinitivo que expresa anterioridad reciente), pero otras aluden al hábito (como soler + infinitivo) o repetición (como volver a + infinitivo) y otras se refieren al aspecto y aluden a las diversas fases diversas fases que se pueden considerar en un proceso (como empezar a + infinitivo).

  • modales: Expresan informaciones de diverso tipo relacionadas con la modalidad, fundamentalmente capacidad, posibilidad, probabilidad, necesidad y obligación.

Esta última división es la que se seguirá para la clasificación de las perífrasis verbales

Perífrasis tempoaspectuales

  • Significado incoativo o Ingresivo. El significado incoativo o ingresivo se refiere al principio de la acción o a la inminencia de este principio (la acción está a punto de iniciarse).

    • Estructura

      • ir a + infinitivo. Así, tenemos: Voy a ir a la academia.
      • pasar a + inf.  Así, tenemos: Ahora pasamos a corregir la ortografía.
      • estar para + inf. Así, tenemos: Está para llover.
      • estar a punto de + inf. Así, tenemos: Está a punto de salir.
      • estar al + inf. Así, tenemos: Está al llegar.
      • comenzar a + infinitivo. Así, tenemos: Comenzó a cantar.
      • echarse a + inf. Así, tenemos: Se echó a reír.
      • empezar a +inf. Así, tenemos: Empezó a llover.
      • meterse a + inf. Así, tenemos: Se metió a explicar la lección.
      • ponerse a + inf. Así, tenemos: Se puso a pintar la habitación.
      • liarse a + inf. Así, tenemos: Se lió a gritar.
      • romper a + inf. Así, tenemos: Rompió a llorar.
      • explotar a + inf. Así, tenemos: Explotó a reír.
      • decidirse a + inf. Así, tenemos: Se decidió a estudiar.
      • resolverse a + inf. Así, tenemos: Se resolvió a terminar la discusión.

  • Significado durativo y progresivo. El significado durativo muestra la acción la acción en su pleno desarrollo o transcurso; el significado progresivo indica, además, que la acción evoluciona de menos a más.

    • Estructura

      • estar + gerundio. Así, tenemos: Estábamos leyendo el periódico.
      • andar + ger. Así, tenemos: Andaba diciendo mentiras.
      • continuar + ger. Así, tenemos: Continuó escuchando la radio.
      • llevar + ger. Así, tenemos: Lleva cantando una hora.
      • ir + ger. Así, tenemos: Va mejorando mucho.
      • seguir + ger. Así, tenemos: Sigue haciendo lo mismo.
      • venir + ger. Así, tenemos: Viene caminando desde su casa.
      • hallarse + ger. Así, tenemos: Se halla estudiando la lección.
      • tener + ger. Así, tenemos: Tiene trabajando a su padre.

  • Significado perfectivo. El significado perfectivo se refiere a la acción acabada (a veces recientemente) o interrupción de la acción proceso verbales.

    • Estructura

      • acabar de / por + infinitivo. Así, tenemos: Acaba de salir.
      • cesar de + inf. Así, tenemos: Cesó de trabajar.
      • concluir de + inf. Así, tenemos: Concluyó de gritar.
      • dejar de + inf. Así, tenemos: Dejó de sufrir.
      • llegar a + inf. Así, tenemos: Llegó a terminar la obra.
      • terminar de + inf. Así, tenemos: Terminó de estudiar
      • venir a + inf. Así, tenemos: Viene a carecer de sentido.
      • alcanzar a + inf. Así, tenemos: Alcanzó a resolver la situación.
  • Significado resultativo. El significado resultativo muestra una acción concebida en su resultado o como acumulación de actos distintos.

    • Estructura

      • tener + participio. Así, tenemos: Tenía alquilado un barco.
      • llevar + part. Así, tenemos: Lleva resuelto desde ayer.
      • dar por + part. Así, tenemos: Dio por finalizada la reunión.
  • Significado iterativo y frecuentativo. El significado iterativo se refiere a la simple repetición de la acción y el significado frecuentativo, a una acción que se repite con frecuencia.

    • Estructura

      • volver a + infinitivo. Así, tenemos: Volvió a intentarlo.
      • soler + infinitivo. Así, tenemos: Solía llover a menudo.
      • dejar + participio. Así, tenemos: He dejado resuelto el asunto.

    Perífrasis modales

    • Significado de obligación o de necesidad. Expresan la necesidad, obligación o mandato de llevar a cabo la acción.

      • Estructura

        • deber + infinitivo. Así, tenemos: Debemos salir ahora.
        • haber de + inf. Así, tenemos: Han de comprar la comida.
        • haber que + inf. Así, tenemos: Habrá que empezar ya.
        • tener que + inf. Así, tenemos: Tengo que ir a la ciudad.

    • Significado de posibilidad o probabilidad. Presentan la acción como algo posible, algo probable o algo dudoso.

      • Estructura

        • poder + infinitivo. Así, tenemos: Puede llover mañana.
        • deber de + inf. Así, tenemos: Deben de ser las ocho.
        • querer + inf. Así, tenemos: Hoy quiere llover.

    Los tipos de perífrasis verbales con valor modal más habituales son las dos que se han mencionado. A ellas se pueden añadir otras que expresan matices como las siguientes:

    • Significado de capacidad o autorización. Expresan, según el contexto, capacidad (física, intelectual, moral) y, a veces, autorización o permiso.

      • Estructura

        • poder + infinitivo. Así, tenemos: Ya puedo trabajar.

    • Significado de aproximación o suposición. Expresan, como su nombre indica, valor de aproximación o suposición. 

      • Estructura

        • venir a + infinitivo. Así, tenemos: Esto viene a costar bastante.
        • venir + gerundio. Así, tenemos: Esto viene costando mil euros.

    • Significado de tiempo futuro. Expresan la intención del hablante. 

      • Estructura

        • haber de + infinitivo. Así, tenemos: Conmigo lo has de pasar bien.
        • ir a + infinitivo. Así, tenemos: Conmigo lo vas a pasar bien.

    Aclaraciones sobre las perífrasis

    Hay que advertir que no siempre que aparecen estas estructuras nos encontramos con una perífrasis verbal.

    • La unión sintáctica indisociable; es decir, el verbo en forma no personal nunca funciona como complemento (directo, indirecto, atributo, predicativo, de régimen, agente…) de la primera forma verbal. Esto significa que el infinitivo nunca se puede conmutar por los pronombres: eso, esto o lo; ni los gerundios por el adverbio así. Tampoco la hay cuando el verbo principal conserva su significado plenamente, es decir, no es forma auxiliar que indique valores aspectuales o modales.

    • Verbos como: querer, temer, prohibir, prometer, necesitar… con un infinitivo, aunque tienen un valor modal desde el punto de vista semántico o pragmático, no se consideran perífrasis verbales, ya que desde el punto de vista sintáctico no constituyen una unidad sintáctica indisociable. En estos casos el infinitivo (del que suele depender un complemento) se puede conmutar por un pronombre como lo. Solo querer con un sujeto no animado o en oraciones impersonales crea perífrasis alguna vez.

    • No hay que confundir una perífrasis verbal con una locución verbal (tener entendido, darse cuenta, echar a perder, hacer añicos, echar de menos, dar a conocer, dar a entender, tener en cuenta...). 

    • La perífrasis puede ser que + infinitivo se convierte muchas veces en: puede que + subjuntivo; en este caso hay una lexicalización y ya no es puramente una perífrasis, sino más bien una locución adverbial con el valor de: a lo mejor, posiblemente, quizá

    • En las perífrasis con participio, la posibilidad de sustitución del participio por un adjetivo, por un adverbio o locución adverbial o un complemento circunstancial muestran también que no hay perífrasis.

    • Tampoco puede hablarse de perífrasis cuando el participio puede coordinarse con otro adjetivo.