Los últimos años de la Dictadura, finales de los sesenta y buena parte de los setenta, son tiempos de crisis y de transformación del panorama teatral. La censura actúa con gran dureza contra el teatro disidente, mutilando las obras, autorizando su representación en escenarios de acceso restringido o en un tiempo limitado, o interrumpiendo las propias representaciones.

Leer más