Skip to Content

Visor

Semántica. El significado de las palabras

Semántica 

La semántica es la disciplina de la Gramática que estudia el significado de las palabras.

  • La palabra

Es la unidad lingüística, dotada de significado (léxico o gramatical), que se separa de las demás mediante pausas potenciales en la pronunciación y espacios en blanco en la escritura. Por tanto, es un signo lingüístico y tiene dos partes significante y significado:

    • Significante. Es la sucesión de sonidos (lengua oral) o de letras (lengua escrita) que forman la palabra.

    • Significado: Es la idea o concepto mental que relacionamos con un significante determinado. El significado de un vocablo puede subdividirse en componentes o rasgos básicos llamados semas. Todo el conjunto de semas forma un semema o significado de una palabra.

    • Referente:  Es el objeto del mundo real al que remite una palabra.

Por tanto, la Morfología se ocupará de la parte del significante de la palabra y la Semántica se ocupará de la parte del significado de la palabra.

  • Clasificación de palabras según su significado
    • Monosemia. Son aquellas palabras que tienen un sólo significado. P. ej. "esófago", "aluminio"…
    • Sinonimia. Son aquellas palabras distintas con el mismo o parecido significado. P. ej. "lumbre/fuego"; "colorado/rojo"; "asno/jumento"; "cerdo/puerco"…
    • Antonimia. Son aquellas palabras que tienen significados opuestos, contrarios. P. ej. "duro/blando"; "alto/bajo"; "abrir/cerrar"…
    • Homonimia. Son aquellas que se escriben y se pronuncian igual, pero que tienen diferentes significados porque son palabras que tienen distinta procedencia.
      Las palabras homónimas pueden ser:
      • Homógrafas Son aquellas que se escriben y se pronuncian igual. P. ej. "llama"(fuego)/"llama"(animal andino); "cara"(costosa)/"cara"(rostro); "lima"fruta)/"lima"(herramienta)…

      • Homófonas: Son aquellas que se pronuncian igual, pero se escriben de forma diferente. P. ej. "hola"(saludo)/"ola"(movimiento del agua); "savia"(líquido de las plantas)/"sabia"(persona que tiene sabiduría); "basto"(grosero, zafio)/"vasto"(extenso)…
    • Polisemia. Son aquellas palabras que tienen varios significados. P. ej. "falda"(prenda de vestir/parte de una montaña); "banco"(entidad financiera/mueble para sentarse); "mano" (parte del cuerpo/ capa de yeso o pintura/habilidad); "araña" (animal/lámpara)…

    • Hiperonimia. Es la relación que se establece entre un término llamado hiperónimo con otro u otros términos llamados hipónimos. El hiperónimo es el término cuyo significado incluye el de otro llamado hipónimo. P. ej. el hiperónimo "flores" incluye los hipónimos "rosa", "tulipán", "margarita"... Además, cada uno de los hipónimos de un hiperónimo es un cohipónimo de los demás hipónimos. P. ej. "rosa", "tulipán" y "margarita" serían cohipónimos.

  • Los cambios semánticos

Llamamos cambio semántico a cualquier modificación en la relación entre el significante y el significado de una palabra.

Hay muchos motivos por los que las palabras cambian su significado:

  • Evolución del significado, por ampliación o por alteración. P. ej. “castigar” significaba en la edad media “aconsejar” y “azafata” era una criada al servicio de la reina.

  • Desaparición de palabras cuando desaparece también la realidad a la que aludían; es decir, si deja de existir un objeto, desaparece la palabra. P. ej. "chapín”, “jubón”, “vos”…

  • Desaparición del significante: se mantiene el concepto , pero desaparece la palabra, sustituida por otra. P. ej. “yantar” ha dado paso a "comer".

  • El contexto: Cuando una palabra aparece siempre al lado de otra, finalmente, una de ellas adopta el significado de ambas. P. ej. “café cortado”. Si se pide “un cortado”, se entiende que significa "café cortado"; "puro" en vez de "cigarro puro"; "móvil" por "teléfono móvil"...

  • Los prejuicios individuales o sociales: No se emplean determinadas palabras, porque suenan mal o son despectivas. P. ej. los tacos, palabras mal sonantes...

  • La psicología humana no deja de inventar palabras. P. ej. “mazo”, para designar “mucho”.
  • Principales cambios semánticos:

    • La metáfora: Se trata de un cambio semántico por semejanza. Por tanto, la metáfora es una identificación entre dos términos. Gracias a una base común de comparación. Se designa con el nombre de “término real" (TR) a aquel que existe en la realidad y "término imagen" (TI) a aquel con el que se identifica; es decir, con el que establecemos una relación de semejanza.

      • Existen varios tipos de metáforas

        • TR (Término real) de TI (Término imagen). P. ej.  “Su boca de fresa”, donde el TR es boca y el TI es fresa y la base común de comparación es el color rojo.

        • TI (Término imagen) de TR (Término real). P. ej. “Las perlas de tu boca”, donde "perlas" es el TI y boca es el TR. Ambos términos se identifican en virtud a una base común de comparación: el color blanco.

        • TR (Término real) es TI (Término imagen). P. ej. “Álamos que seréis mañana liras/ del viento perfumado en primavera”. Se identifica "álamos" (TR) con "liras" (TI), ya que el viento al mover las hojas hace que éstos suenen.

        • TI (Término imagen) es TR (Término real). P. ej. “Por el olivar venían “bronce y sueño, los gitanos”, donde "bronce" y "sueño" es el TI y "gitanos" es el TR. Ambos términos pueden identificarse gracias al color oscuro de la piel (base común de comparación).

        • TR (Término real) , TI (Término imagen). P. ej. “Amapola marchita / negro crespón del campo”. Se identifica la "amapola marchita" (TR) con un "crespón negro" (TI), en virtud del color negro.

    • La metonimia. Es un cambio semántico por contigüidad; es decir, dos palabras se emplean juntas y una de ellas pasa a tener el significado de las dos.

      Hay varios tipos de metonimias:

      • Designar una parte por el todo. P. ej. “Tiene cien cabezas de ganado”. Por supuesto, se refiere a que no tiene solo la cabeza, sino el animal entero.

      • Designar el continente por el contenido. P. ej. “Me he tomado una caña”. Por supuesto, se refiere a "una caña de cerveza".

      • Designar el lugar por el objeto. P. ej. “Ponme un jerez”. Por supuesto, se refiere a "un vino de Jerez".

      • Designar la obra por el artista. P. ej. “Ha observado con detenimiento ese Velázquez”. Por supuesto, se refiere a "ese cuadro de Velázquez".

    • El tabú y el eufemismo. Los tabúes lingüísticos son aquellas palabras de mal gusto u ofensivas, o que afectan a valores sociales o religiosos. Cuando no se quiere emplear una palabra determinada (tabú) debido a su significado malsonante, duro o poco adecuado, se sustituye por otra palabra o sintagma que se denomina eufemismo. P. ej. “empleada de hogar” en vez de “criada”; “conflicto laboral” en vez de “huelga”...

    • La etimología popular. Los hablantes cambian el significado de una palabra, ya que sus significantes se parecen. P. ej. "vagamundos" en vez de "vagabundos"; "mondarina" en lugar de "mandarina"...

  • Asociaciones léxicas

Las palabras establecen unas asociaciones con otras palabras.

    • Familia léxica. Es una asociación de palabras por su significante. En una familia léxica, las diferentes palabras se relacionan porque tienen el mismo morfema léxico. P. ej. la familia léxica de flor: florido, florecido, florear, florero, florecer...

    • Campo semántico. Es una asociación de palabras por su significado. Es decir, un campo semántico lo componen todas aquellas palabras que poseen un significado común. P. ej. el campo semántico de flor: rosa, margarita, tulipán, orquídea, margarita...

    • Campo asociativo. Es un conjunto de palabras de distintas categorías gramaticales relacionadas por alguno de sus rasgos de significado. Las palabras de un campo asociativo pueden pertenecer a distintas categorías gramaticales. P. ej. "Enseñanza" incluiría términos como "alumno", "aula", "estudiar", "aprobado"...