Skip to Content

Visor

Viaje a la escuela del Siglo XXI. Así trabajan los colegios más innovadores del mundo

Alfredo Hernando Calvo

Esta publicación nace de un viaje y es un viaje. Se trata de un libro que muestra el entusiasmo pedagógico de docentes y escuelas de todo el mundo. Un entusiasmo pedagógico que se contagia en cada una de las páginas y convierte la publicación en un instrumento muy útil para descubrir las principales transformaciones que están protagonizando los centros educativos más innovadoras de todo el mundo, denominados escuelas21.

Todos los capítulos siguen un mismo patrón. Esta particularidad permite una lectura lineal o un itinerario propio, es decir, el lector puede centrarse en lo que más le interese. Cada capítulo tiene un inicio y un cierre que le da independencia del resto. En todos encontramos tanto el análisis exhaustivo de una o varias de las teorías del aprendizaje más relevantes en la actualidad, siempre contextualizadas en escuelas que lo han puesto en práctica y consiguen exitosos resultados, como sorprendentes propuestas para que se introduzcan las teorías en los centros. Se trata de un libro práctico e innovador. 

Después de 9 meses visitando experiencias educativas en distintos lugares del mundo, Alfredo Hernando, su autor, descubre las tendencias educativas más innovadoras, viajando por distintas ciudades de todo el mundo y  conociendo las escuelas21. Una escuela21 es una comunidad de aprendizaje personalizado que actúa, cambia, crece y se desarrolla atenta al presente y a la investigación y a la realidad global y local, para que cada uno de sus alumnos aprenda a vivir, narre su identidad, descubra el mundo y lo transforme en el siglo XXI.

El primer capítulo, El secreto de las Superescuelas, sitúa al lector en Bangladés, India y Nueva York. El autor expone una guía o modelo para la innovación educativa llamado “modelo de crecimiento 4X4”. Este modelo proviene de hacer un cruce entre las 4 fuentes que fundamentan el currículo con los 4 pilares que deben tenerse en cuenta para realizar cambios en las escuelas. El cruce 4x4 nos permite reflexionar y organizar nuestro propio proyecto de cambio e innovación, es un mapa útil que guía el crecimiento y la innovación educativa. El autor invita a las escuelas a elaborar su propio mapa y propone, además, diez pasos clave para empezar a convertir cada centro en escuela21.

El segundo capítulo, ¿Cómo somos inteligentes?, nos lleva a Barcelona, concretamente al colegio Montserrat. Tras conocer su contexto el autor reflexiona sobre la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gadner y lo relaciona con el proyecto educativo que se desarrolla en este centro. En esta escuela han generado un modelo que se conoce como “la paleta de inteligencias”, una representación gráfica para programar en el aula que permite al docente enriquecer la comprensión de los alumnos con actividades orientadas en función de las distintas inteligencias. Como propuesta práctica se invita a los centros a adoptar este método de programación de actividades de aprendizaje.

El tercer capítulo, Un parque temático para el aprendizaje, nos sitúa en Sidney.  El análisis, en esta ocasión, es la referencia a que las escuelas21 giran en torno al aprendizaje y desarrolla la Taxonomía de Bloom que supone una ayuda a los docentes para generar una variedad de actividades que integren una propuesta coherente de estrategias cognitivas. Esta taxonomía comprende seis categorías que definen un variado elenco de estrategias enfocadas al aprendizaje. Estas categorías se organizaron en forma de pirámide, entendiendo que el tipo de actividad que se acerca más a la cúspide se caracteriza por una dificultad mayor.  Al final del capítulo se hacen recomendaciones prácticas para integrar esta matriz en las programaciones de aula y generar tiempo y espacio para fomentar la autonomía en los alumnos. Compartir la autonomía es un reto para la creatividad, la responsabilidad y los compromisos compartidos.

En el cuarto capítulo, Conversar para aprender a pensar, el autor abre las puertas a la ciudad de Nueva York y nos sugiere trabajar las llamadas estrategias de pensamiento.  Para ello se puede utilizar la taxonomía de Bloom o el modelo de organización de las distintas estrategias propuestas por Robert Swartz. Si se identifican y organizan las principales estrategias cognitivas, puede darse un paso más, que es lo que se sugiere en este momento, diseñando rutas de pensamiento. En este capítulo aprendemos a crear rutas de pensamiento, que en definitiva consisten en una ayuda para aprender a pensar.  Se hace una comparativa muy interesante entre los mapas conceptuales y los mapas mentales y una propuesta para integrar las estrategias de aprendizaje en el día a día del aula.

En el quinto capítulo, Una Selva Cooperativa,  viajamos a la selva de Colombia y descubrimos escuelas en las que sus aulas se caracterizan por la organización de círculos de aprendizaje, la generación de roles y la creación de secuencias didácticas que implican la participación activa y autónoma de los alumnos. Se han especializado en crear comunidad a través del aprendizaje cooperativo. El autor aprovecha esta experiencia para hacer una exposición sobre el aprendizaje cooperativo y sus componentes esenciales. Las recomendaciones que hace para llevar el aprendizaje cooperativo en el aula son extraordinarias.

En el sexto capítulo, Los Proyectos que revolucionaron las escuelas, Bogotá es el siguiente destino y la experiencia del proyecto Alianza Educativa su contexto. El capítulo está ilustrado por el Aprendizaje basado en proyectos, metodología educativa que integra el contenido curricular con problemas o desafíos basados en experiencias reales y prácticas sobre el mundo, sobre el entorno o sobre la vida.  Se ofrecen pautas concretas para programar los proyectos, animado al docente a empezar “por la pasión”, por la idea motivadora.

No podía faltar, dentro del análisis educativo, tratar el concepto de Evaluación. Es objeto, por lo tanto, del  séptimo capítulo, La evaluación auténtica, situándonos en EEUU, en concreto en San Diego, en California.  La educación personalizada del siglo XXI se caracteriza por el enriquecimiento metodológico y, consecuentemente por el enriquecimiento de las oportunidades y las herramientas de evaluación. Se evalúa a través de rúbricas que califican trabajos, presentaciones, roles, proyectos con portfolios y diarios de aprendizaje.  En las escuelas21 se conocen y utilizan distintas formas de evaluar.  Dice el autor, acertadamente, que la evaluación auténtica es aquella que comunica, no esconde, no espera medir ni calificar experiencias que están fuera del alcance del alumnado o que no se han practicado. La evaluación auténtica está al servicio del aprendizaje. Se proponen el uso de la rúbrica, modelos de autoevaluación y crear un portfolio propio, entre otras formas de evaluación.

El capítulo 8, Diseñando el Pensamiento para cambiar el mundo, viaja a Ahmedabad, y es el turno de la creatividad.  Se ofrece un extraordinario recorrido por el método Desing Thinking que ofrece un marco coherente para el desarrollo de la creatividad del alumnado. Se describen cada una de las fases del método y en una de las propuestas se sugiere probar a desarrollar este método en el claustro y también con las familias.

El capítulo 9, Un corazón digital, viaja a Uruguay y se centra en la tecnología, excelente instrumento para la construcción de una comunidad de aprendizaje.  Las escuelas21 han construido un edificio digital donde generar conocimiento en un entorno abierto y conectado en Internet, pero propio, es decir, con un orden y carácter educativo. El autor estructura en cinco niveles la consecución de un edificio digital, desde la web de los centros hasta la creación de espacios personales de aprendizaje. Por último, ofrece pasos para incorporar el modelo digital a cada centro educativo.

En el capítulo 10, Aprender peldaño a peldaño, se mira hacia Suecia donde, en la escuela que se descubre, se ha ideado un sistema increíble en el que tecnología y pedagogía se juntan para diseñar itinerarios de educación más personalizados. La propuesta es crear un proyecto Blended Learning, Aprendizaje Combinado. El Aprendizaje Combinado es aquel que complementa la presencia física del alumno en un centro de estudios con el seguimiento de cursos online para completar el estudio.  Se hacen propuestas innovadoras, desde crear un blog de aula hasta experimentar con la metodología de Flipped Classroom que permite hacer un modelo personalizado de educación en función de la diversidad del alumnado.

El capítulo 11, Un videojuego llamado currículo, surge en la ciudad de Nueva York.  La idea clave de este capítulo es que en las escuelas21 el juego no está reñido con el aprendizaje. Es una parte fundamental en la sencilla y emocionante experiencia de aprender. El método que se expone es el conocido comoGamed-based learning (GBL). Se basa en la metodología de aprendizaje basado en proyectos al que se suman los principios lúdicos del juego y el potencial creativo de la tecnología. Si quieres probar la experiencia en el aula puedes seguir los pasos que el autor plantea en este capítulo. ¿Qué puedo hacer yo en mi escuela? En este caso se plantean retos muy interesantes para el profesorado y para el centro educativo: el museo del videojuego, robots por todas partes, abrir la puerta a cualquier profesor del mundo…etc.

El capítulo 12, El tercer profesor se acerca a la ciudad de Buenos Aires como contexto. En las escuelas21 el espacio educa, se dirige a facilitar el aprendizaje. El diseño inteligente del espacio se considera un nuevo docente del siglo XXI. Se presenta el concepto de SuperAulas. Son grandes espacios de aprendizaje, superiores al espacio de dos aulas juntas, idóneo para desarrollar cada una de las metodologías que se han ido presentando en esta publicación. En estas superaulas el diseño de las experiencias de aprendizaje empieza consignas acerca de ritmo de trabajo, resuelven dudas y terminan por dirigir la conquista del espacio. Se puede diseñar un aula siguiendo recomendaciones que el autor propone en este capítulo y la propuesta es modificar los espacios y las aulas de tu centro.

El capítulo 13, Simplificar el horario para maximizar el aprendizaje, la parada se hace en la ciudad de Copenhague. Las escuelas21 apuestan por simplificar el horario para maximizar el aprendizaje. Diseñando el reloj interno de tu escuela21 es el método propuesto en este capítulo. Consiste, principalmente, en organizar por módulos la enseñanza, los más comunes giran en torno a proyectos emocionales, descubrimiento del mundo y las ciencias sociales, el arte: su expresión, comunicación, programación y diseño digital, naturaleza y método científico, lenguas extranjeras, comunicación, lengua española y literatura, un mundo antiguo, un mundo nuevo. La propuesta en este capítulo es apostar básicamente por una enseñanza modular.

El capítulo 14, penúltima parada de este viaje, Todos somos importantes, es una llamada a la inclusión educativa. En las escuelas21 se logra la inclusión porque el más necesitado de los alumnos logra mejorar sus resultados, no solo académicos sino vitales. Todas las experiencias contadas en esta publicación son inclusivas. Es el turno de contar el desarrollo de las comunidades de aprendizaje, del aprendizaje dialógico desarrollado en tertulias literarias o grupos interactivos. Se describe el modelo Comer como marco de organización, gestión y comunicación para la planificación de las actividades escolares, que aporta un clima positivo. Una de las propuestas en este aspecto es traer los padres al aula, darles protagonismo en la escuela.

Por último aterriza el proyecto en Finlandia y Corea del Sur, el capítulo 15, Quiero ser escuela 21, descubre el camino para ser escuela21 y un fantástico resumen de lo que se plantea en esta publicación. Se establece una definición de este tipo de escuelas y se descubre su identidad centrada en cuatro pilares: el diseño, la metodología y la evaluación del currículo, el rol de profesores y alumnos y la planificación y uso de los espacios. Y a partir de estos pilares se lanzan una serie de teorías del aprendizaje que crean una armadura de los métodos de enseñar y aprender de estas escuelas que son todos los que se han visto hasta el momento: enriquecimiento metodológico, cultura del pensamiento, aprendizaje cooperativo, aprendizaje basado en proyectos, evaluación auténtica, método Desing Thinking, conquista del espacio y creación de las comunidades de aprendizaje.

La mejora de la educación pasa por la mejora de las escuelas.

Su autor, Alfredo Hernando Calvo es psicólogo e investigador. Dos facetas que une en su pasión por la innovación educativa. Desde el año 2013 dirige el proyecto Escuela 21, un viaje que durante dos años le ha llevado a conocer y a experimentar de primera mano con las escuelas más innovadoras de todo el mundo. Gracias a esta increíble experiencia, tienes entre tus manos el libro que destila las mejores prácticas de su aventura para hacértelas llegar desde los lugares más alejados del globo hasta tu escuela.

autorimagen

Alfredo es un explorador de la metodología del design thinking, la gamificación, los paisajes de aprendizaje, la integración tecnológica en el aula y la gestión de procesos de innovación y cambio en centros educativos. Con cientos de horas de formación y trabajo con claustros en su práctica, es un compañero frecuente en los viajes de mejora y transformación de equipos directivos y profesores educativos en toda España.

Información de la publicación

Información de la publicación
Resto título
Año 2015
Notas

La publicación puede descargarse gratuitamente en: http://www.fundaciontelefonica.com/educacion_innovacion/viaje-escuela-siglo-21/descarga-la-publicacion/

Edición 1
Lugar Madrid
Editorial Fundación Telefónica
Lengua Disponible en castellano y en inglés
I.S.B.N. 978-84-15282-14-3
D.L. M-30107-2015
Tipo de ejemplar electrónico