Skip to Content

Visor

Editorial

La educación es un vector de desarrollo y de progreso, y la mejor escalera social para conseguir una sociedad de ciudadanos libres e iguales. El papel que juega es siempre esencial, pero lo es aún más en determinados contextos, donde se revela como una auténtica proveedora de oportunidades de futuro. Así sucede en el medio rural, donde las infraestructuras y los programas educativos pueden cambiar por completo la realidad de una zona y de sus gentes.

La pandemia nos ha hecho mirar de nuevo al mundo rural y a hacerlo con otros ojos, buscando nuevas oportunidades en una realidad que parecía olvidada y que se ha vuelto a hacer presente. Por ello, hemos querido dedicar este octavo número de la revista a la educación en el medio rural, allí donde la presencia de una escuela, un instituto o un centro de adultos puede marcar la diferenciar y dotar a esa zona de oportunidades y de futuro.  

Dentro de la educación en el medio rural, destaca el papel de la escuela, cuyos “pasillos entre las aulas son las carreteras entre los pueblos”. Muchos de sus maestros lo son en una misma clase para alumnos de distintas edades y de distintos niveles. Los alumnos mayores escuchan lo que se les explica a los pequeños, “repasan” lo ya explicado en años anteriores y refuerza sus conocimientos. También los pequeños escuchan lo explicado a los mayores y cuando llega el momento de aprenderlo no les parece “nuevo”.” Estos entornos facilitan la ayuda entre alumnos, tan importante en el aprendizaje.  

 Por otro lado, los maestros y maestras de este tipo de escuela experimentan, innovan y reflexionan diariamente para adaptarse a las necesidades y las capacidades de sus alumnos en su entorno, algo que, en términos generales, no han aprendido en sus estudios de Magisterio, orientados fundamentalmente a la escuela urbana. Son pedagogos/as, tutores/as, orientadores/as, enfermeros/as, amigos/as, y en, algún caso, confesores de “problemillas” que pueden confiar al maestro/a. En definitiva, los maestros/as de la escuela rural son polivalentes, o “más” polivalentes que lo que puedan ser los de la urbana.

En este número de la revista Debates podremos encontrar expertos que han dedicado una parte de su vida a desarrollar su carrera profesional docente en escuelas rurales y que nos han aportado su experiencia a través de artículos o buenas prácticas, después de muchos años de docencia.

 A lo largo de la revista se descubre que las escuelas rurales no se quedan atrás en innovación, aunque se encuentren alejadas de las urbes. El entorno natural da mucho juego para poner en práctica nuevas metodologías. Buen ejemplo de ello es Juan Manuel Trujillo (Heidenheim, Alemania, 1972), director del departamento de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Granada, que asegura que el sistema educativo debería aprender de las fortalezas de estos colegios de pueblo para superar muchas de las dificultades surgidas durante la pandemia. O las profesoras Silvia Carrascal (UCM) y Montserrat Magro (UCJC), autoras de “Dos siglos de Escuela Rural”, y Jesús Jiménez Sánchez, Vicepresidente del Consejo Escolar del Estado e Inspector de educación, que comenzó su carrera profesional como maestro en la escuela rural de Sierra de Luna.

Unido a los anteriores, participan también aportando sus experiencias José Luis Murillo, con más de 35 años en escuelas rurales del Pirineo aragonés como tutor de unitaria, especialista en sociales, en educación infantil, miembro de centros de recursos y coordinador de seminarios de escuelas unitarias; Pilar Abós Olivares profesora de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades en la Universidad de Zaragoza y una de las mayores expertas en educación rural; Rogeli Santamaría Luna , maestro vinculado a la escuela rural con su trabajo en unitaria mixta, asesor de escuela rural e inspector, así como en multitud de investigaciones, ponencias.... Y a estos se une con una magnifica entrevista, Daniel Esteban Roque, que ha sido director del CRA Los Olivos, en la Comunidad de Madrid, en el que ha desarrollado experiencias innovadoras que hoy extiende a toda la región desde su puesto en el equipo de EducaMadrid.

Hemos incluido en este número, como es nuestra costumbre, buenas prácticas realizadas en los centros de nuestra Comunidad, principalmente en los CRA, colegios rurales agrupados. Actualmente, en la Comunidad de Madrid hay 8 CRA, con centros distribuidos en 30 municipios y en los que estudian 1.650 alumnos de Educación Primaria y de segundo ciclo de Educación Infantil, con edades comprendidas entre 3 y 12 años, según datos de la Consejería de Educación.

Pero no sólo los C.R.A. son los protagonistas de las buenas prácticas. Hemos contado con ejemplos muy interesantes de ayuntamientos, casas de niños, CEIPSOS, CEPAS, etc., que estamos seguros de que despertarán interés y, en algún caso, podrán servir para impulsar el desarrollo de nuevas buenas prácticas en vuestros centros.

Completan los contenidos de este número diferentes recursos educativos, como las referencias a lecturas y películas relacionadas con la temática de la educación en el entorno rural.

Esperamos que disfrutéis con la lectura y os invitamos, como siempre, a trasladar comentarios y/o sugerencias en el apartado “Participa”.

El próximo número de la Revista Debates estará dedicado a la Formación Profesional. Ponte en contacto con nosotros, a través del apartado de “participa” o el correo de la revista revistadebates@madrid.org, si estás interesado en colaborar.