Skip to Content

Visor

El Lenguaje Bimodal en 0-3 años.

El Lenguaje Bimodal en 0-3 años.

Resumen

La experiencia de trabajar con el Lenguaje Bimodal en la Casa de Niños Garabatos surgió por la necesidad de mejorar los recursos y atender la necesidad de un alumno al que se le diagnosticó durante el curso de pérdida auditiva, para así facilitar su integración en el aula con su grupo de iguales y durante las rutinas diarias. La intención fue trabajarlo de manera transversal a lo largo de todo el curso escolar y que los niños lo fueran adquiriendo e integrando de manera paulatina y sencilla a través del modelado de las educadoras en las diferentes actividades llevadas a cabo durante la jornada escolar.

Antecedentes y Diagnóstico

Una vez finalizado el periodo de adaptación, una de las educadoras del centro detectó que uno de los niños escolarizado estaba muy disperso durante la mayoría de las actividades y perdía la atención con demasiada facilidad. Se acercaba mucho de frente a la educadora y tenía intención comunicativa gestual, sonriendo y mostrándose muy cariñoso tanto con los adultos como con sus iguales en situaciones de juego espontáneo y en el visionado de cuentos con imágenes sencillas. Sin embargo, no respondía al nombre, ni a los mensajes que se le daban oralmente. Enseguida se comunicó estos hechos al Equipo de Atención Temprana de San Sebastián de los Reyes-Alcobendas, que es equipo de referencia de nuestra zona. Tras observarle y pasarle diferentes pruebas, se reunieron con la familia para que acudieran a diferentes especialistas que les dieran un diagnóstico médico. Antes incluso de confirmar la falta de audición por parte del sistema sanitario, el equipo educativo, el Equipo de Atención Temprana y Dirección, mantuvimos una reunión donde se decidió emplear el Lenguaje Bimodal como recurso y apoyo para mejorar la atención, y facilitar y reforzar la comunicación tanto del niño con pérdida auditiva como para el resto de los compañeros.

Objetivos, Estrategias y Actuaciones

El objetivo principal en los niños:

Adquirir progresivamente el lenguaje oral, acorde a su desarrollo evolutivo, reconociendo signos de apoyo de este para comprender los mensajes transmitidos.

Para conseguirlo se decidió incorporar el Lenguaje Bimodal en cada una de las rutinas del aula, ya que éstas, al estar ordenadas en el tiempo a lo largo de la jornada escolar, dan al niño seguridad y les hacen anticipar las tareas a realizar.

 

  

Proceso

El proyecto se realizó en varias etapas:

1.-Información y aprendizaje de las bases del Lenguaje Bimodal, también conocido como Comunicación bimodal, Idioma Signado o Sistema Bimodal, por parte de todo el equipo educativo.

2.-Selección de los signos que se iban a utilizar en las diferentes rutinas.

3.-Aprender a signar las diferentes acciones básicas de cada rutina.

4.-Puesta en marcha con los niños en el aula en las rutinas.

1.-Información

Lo primero que el equipo educativo hizo fue documentarse sobre este tipo de lenguaje. Resaltamos las características básicas del mismo:

Es un lenguaje que utiliza al mismo tiempo dos lenguajes: El lenguaje oral, que es producido a través de la voz, y se entiende por el oído; y el lenguaje de signos, que es expresado con las manos y el cuerpo y se entiende a través de la vista. Podríamos decir que al hablar utilizamos signos simultáneamente.

"Los signos son apoyos para el lenguaje oral y éste es la base del lenguaje bimodal"
(lo que le diferencia de la Lengua de Signos)

El Lenguaje Bimodal estimula el aprendizaje del lenguaje oral. Los signos siguen la estructura y el orden de las palabras del lenguaje oral. Los gestos por tanto acompañan a la lengua oral, lo que permite orientarse en el tiempo y en el espacio y facilitar la comunicación.

Es importante que los niños visualicen bien los signos y gestos que realizamos con las manos y el cuerpo a la vez que verbalizamos lo que queremos comunicar. La lectura labial también cobra relevancia.

2.-Selección de signos

Se seleccionaron los signos más relevantes a utilizar en cada una de las rutinas:

Signos para la entrada, la asamblea, el juego espontáneo, el desayuno, el aseo, el patio y la salida.

Entrada: Buenos días; quitar abrigo; abrazo; un beso.
Despedida: Papá; mamá; quitar abrigo; a casa; adiós.

Cartulinas con dibujos del lenguaje bimodal. Casa de niños

Asamblea: A sentar-siéntate; mira; música-escucha; cuento.

cartulinas del lenguaje bimodal

Acciones cotidianas: Pintar; dame; se acabó; calma-espera-tranquilo; a guardar; sentarse-silla; ¿qué quieres?; a jugar.

cartulinas con dibujos explicativos del lenguaje bimodal

Desayuno: Siéntate-a sentar; beber; comer; galleta.

cartulinas explicativas con dibujos del lenguaje bimodal

Aseo: A cambiar pañal; pis; caca; a lavar manos; mocos/papel; a lavar cara; guapo.

Cartulinas con dibujos del lenguaje bimodal

Patio: A correr; pelota; moto; coche.

cartulinas con dibujos explicativos del lenguaje bimodal

3.-Aprender a signar

Tras seleccionar los diferentes signos, tuvimos que aprender primero a realizar el gesto de cada signo nosotras como equipo educativo para poder transmitirlo de forma eficaz a los niños en el aula. Para ello realizamos dos acciones básicas:

Dibujamos los signos más relevantes que íbamos a realizar en cada una de las rutinas. Luego estos signos se pondrían en los diferentes rincones donde se pudieran visualizar bien, tanto por los niños como por las educadoras.

Pedimos al Equipo de Atención Temprana que nos enviaran unos vídeos con la representación de cada uno de los signos utilizando el gesto y la palabra al mismo tiempo.

4.-Puesta en marcha

Comenzamos a utilizar el Lenguaje Bimodal en las rutinas diarias cuando los niños estaban receptivos y tranquilos, y refiriéndonos siempre a momentos cotidianos de su día a día, para hacer que los aprendizajes fueran significativos y con sentido para ellos, para que poco a poco los fueran comprendiendo e incorporándolos de forma natural y fluida.

Niños de la casa de niños Garabatos. En clase practicando el lenguaje bimodal. Niños practicando el lenguaje bimodal

                                             A desayunar!!                                                                                               A jugar!!

"Fue importante mantener la repetición y constancia de los signos junto con el lenguaje oral a lo largo de los días,"....

con la intención de que los niños además de comprender los mensajes con mayor claridad, ya que iban acompañados del gesto, los fueran aprendiendo y realizando ellos mismos a través del modelado de su educadora.

alumnos de la casa de niños Garabatos practicando el lenguaje bimodal alumnos de la casa de niños Garabatos de la comunidad de Madrid, practicando el lenguaje bimodal

                                            A leer un cuento!!                                                                                         A trabajar!!

Resultados

El lenguaje oral de los niños fue aumentando progresivamente a lo largo del curso.

Pensamos que el refuerzo del Lenguaje Bimodal ayudó al grupo a centrarse más en momentos determinados y a comprender mejor los mensajes que le daba la educadora.

Mantenían durante más rato los tiempos de atención, ya que miraban los gestos de la educadora en los diferentes momentos con curiosidad.

Algunos niños que aún no podían expresarse oralmente utilizaban el gesto para indicarte alguna necesidad.

Es importante iniciar este Lenguaje Bimodal desde principio de curso, para que lo vayan interiorizando de forma natural y sencilla.

Conclusiones

La realización del proyecto nos resultó muy enriquecedor en varios aspectos:

Como equipo educativo nos formamos en un lenguaje del que habíamos oído hablar, pero no conocíamos en profundidad.

El Lenguaje Bimodal es un recurso para mejorar el lenguaje oral en los niños, es un lenguaje que se aprende fácilmente, es muy accesible y se deben elegir signos sencillos y relativos a la vida cotidiana del niño e ir incorporándolos poco a poco.

Se requiere paciencia, constancia y práctica diaria.

Es importante informar y comunicar a las familias la utilización de este tipo de lenguaje, para que ellas puedan, si lo desean, aprender algunos signos básicos que puedan incorporar en sus rutinas en el hogar.

Bibliografía

Monfort, M.(2006).La comunicación bimodal: una ayuda para el desarrollo del lenguaje y de la comunicación. Madrid: Asociación Alanda.

Lorenzo Álvarez, L.(2013). Los sistemas Alternativos y/o Aumentativos de Comunicación: la Comunicación Bimodal como recurso en el aula de Audición y Lenguaje.

Serpa Bejarano, M. B(2018). Comunidades de aprendizaje: Una estrategia para incrementar el nivel de logro del lenguaje comprensivo a través del uso del lenguaje bimodal, en el nivel inicial del CEBE. Nº12 La Luz del Mundo.

 

Equipo Educativo de la Casa de Niños Garabatos.

Mari Ángeles Pérez Córdoba.
Maestra de Educación Infantil.
Marcelina Quiñones Valdés.
Maestra de Educación Infantil y Primaria.
Ana Belén García de Lucas. Licenciada en Ciencias de la Educación y especialista en educación Infantil.
Susana Fernández Sánchez.
Maestra de Educación Infantil.


Comunidad de Madrid.

 

Mari Ángeles Pérez Córdoba.
Maestra de Educación Infantil.
Comunidad de Madrid

Marcelina Quiñones Valdés.
Maestra de Educación Infantil y Primaria.
Comunidad de Madrid

Ana Belén García de Lucas.
Licenciada en Ciencias de la Educación y especialista en educación Infantil.
Comunidad de Madrid

Susana Fernández Sánchez.
Maestra de Educación Infantil.
Comunidad de Madrid
Foto de Mª Angeles Pérez Cordoba maestra de educación infantil Foto de Marcelina Quiñones Valdés foto de Ana Belén García de Lucas maestra de educación infantil Foto de Susana Fernández Sánchez maestra de educación infantil