Skip to Content

Visor

La Tauromaquia en Madrid: una puesta en valor.

El planeta taurino no se remite únicamente a la lidia. Orbitando en torno a esta, hay toda una serie de actividades y disciplinas que hacen de la tauromaquia un fenómeno cultural tan rico como complejo. En este reportaje repasamos algunas de las facetas menos conocidas del mundo del toro, entre las que se cuentan la enseñanza propiamente dicha del arte de torear, la especialidad quirúrgica que atiende a pie de plaza las heridas que ocasionan las reses bravas o las peculiaridades del periodismo taurino. Una trastienda sugerente a la par que desconocida para el gran público que les animamos a conocer.

Vista exterior de la Plaza de Toros de Las Ventas Madrid

  

En un año marcado por la crisis del Covid19, la Comunidad de Madrid ha tratado en lo posible de paliar sus efectos en el ámbito de la tauromaquia. No en vano, solo los criadores de ganado bravo han sufrido un quebranto de 77 millones de euros, según el cómputo de una de las asociaciones que les representa, la Unión de Criadores de Toros de Lidia. Y al igual que ellos, las cuadrillas han visto paralizada su actividad y, con ello, esfumarse su principal medio de subsistencia.

No olvidemos que el mundo del toro genera alrededor de 12.000 empleos en nuestra Comunidad, entre directos e indirectos, siendo especialmente relevante el hecho de que un buen número de ellos corresponden al ámbito rural, contribuyendo de ese modo al equilibrio poblacional. La aportación a la economía productiva de nuestra región se halla en torno a los 414 millones de euros anuales y, según datos del Ministerio de Cultura, en 2019 ninguna otra comunidad española celebró tantas corridas como Madrid, donde los toros son el segundo espectáculo de la región en afluencia de espectadores, solo superado por el fútbol.

 "No olvidemos que el mundo del toro genera alrededor de 12.000 empleos en nuestra Comunidad, entre directos e indirectos"

Por consiguiente, y como no podía ser de otra manera, la Comunidad de Madrid hubo de resarcir al sector con prontitud y determinación, en coherencia con el apoyo incondicional al toreo y a todos los colectivos que lo conforman. En cumplimiento, en suma, con el mandato que la Constitución establece en su artículo 46 para los poderes públicos, en base al cual estos deben garantizar la conservación de la tauromaquia en tanto que patrimonio cultural.

Huelga decir que el toreo es una liturgia que ha devenido en imaginario inagotable para pintores, escultores, literatos… Goya recreó en sus lienzos espectáculos taurinos, un arte del que ya no se puede hablar sin tener en cuenta a Hemingway, a Picasso, a García Lorca… Y tampoco, claro está, a Jaime Urrutia, a Andrés Calamaro, a Joaquín Sabina, a Albert Boadella… Ni, en el ámbito periodístico, a Zabala de la Serna, a Manolo Molés, a Antonio Burgos, a Chapu Apaolaza.

Este último, en nombre de la Fundación Toro de Lidia, pronunció recientemente en Las Ventas, con motivo de la presentación del mosaico de homenaje al torero Víctor Barrio, unas palabras que describen ejemplarmente la insólita grandeza de la lidia: “La muerte ha dado vida a los dioses y a los toreros valientes. No es la muerte sobrevenida, el accidente, la enfermedad, la mala suerte, no. Es la muerte misma tomada de poder a poder en el vacío cósmico del ruedo de Madrid. Es la muerte y su extraña geometría la que lo cuestiona todo: los cálculos, los beneficios, el puñetero algoritmo, el tiempo que dejamos ir, la vulgar rutina de vivir esperando a que llegue el viernes, los viejos y enfermos escondidos. […] El toro nos cuestiona, nos zarandea, nos agarra de las solapas de la vida que dejamos ir como si fuera para siempre. Un hilo de seda negra y de oro viene desde el laberinto de Creta hasta la puerta de chiqueros de Las ventas y teje la civilización del toro, un pueblo extraño que mira la muerte de frente para mirar de frente la vida”.

Dos Jóvenes practican el arte del toreo en la Plaza de las Ventas.

Convenio con la Fundación Toro de Lidia

En ese mismo acto, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dio noticia del convenio de colaboración con la Fundación Toro de Lidia, por el que se pone en marcha la Fiesta del Toro 2021-2022, consistente en la celebración de novilladas y un torneo de encastes en plazas de tercera o cuarta categoría, en fechas diferentes a las fiestas patronales de la localidad.

"La Comunidad de Madrid cuenta actualmente con 39 municipios con plaza fija de toros, 64 ganaderías y 5 escuelas de tauromaquia"

Los

En apoyo de la tauromaquia

Pero el túnel ha sido largo y, por momentos, muy oscuro. Se imponía, decíamos, auxiliar al sector, pero también salvar el vacío planteando iniciativas periféricas. Entre la batería de medidas que hemos promovido figuran, muy destacadamente, las que siguen:

- Un programa de ayudas a criadores madrileños de toro de lidia. (La Comunidad de Madrid cuenta actualmente con 64 explotaciones ganaderas y una cabaña de 13.000 ejemplares, lo que nos convierte en la región española con mayor densidad de reses bravas por kilómetro cuadrado).

- El relanzamiento de las denominadas Rutas del Toro como oferta de ocio sostenible y segura frente al Covid19.

- La firma de un protocolo con el Ayuntamiento de Madrid para la protección y el fomento de la tauromaquia como patrimonio cultural.

- La recuperación de las instalaciones municipales de la Venta del Batán para el realojo de la Escuela de Tauromaquia de la Comunidad de Madrid José Cubero ‘El Yiyo’.

- La inclusión de los espectáculos taurinos en campañas institucionales de promoción turística y cultural de la región.

- La puesta en marcha del tour virtual de Las Ventas, versión cibernética del tradicional tour presencial.

- Curso práctico de periodismo y comunicación taurina.

Joven practicando el arte del Toreo en una plaza de toros Grupo de Jóvenes practicando el toreo en una plaza de toros.

 

Detallaré, a continuación, algunas de ellas.

 

La Venta del Batán

 

En virtud del referido protocolo de protección y fomento de la tauromaquia como patrimonio cultural, la Escuela de Tauromaquia de la Comunidad de Madrid José Cubero “El Yiyo” regresa a las instalaciones del Batán. Asimismo, tanto el Ayuntamiento como la Comunidad se comprometen a favorecer las condiciones para que alguno de los jóvenes que en ella tratan de ‘doctorarse’ logre despuntar algún día como torero profesional. Así, el acuerdo restituye la presencia de reses y caballos en El Batán para que los aprendices de lidiador se ejerciten en un contexto lo más semejante posible al que se encontrarán en el ruedo. Como se venía haciendo desde hacía décadas.

Jóvenes promesas del toreo en la Venta del Batán

 

En la última memoria disponible, correspondiente a 2019, la escuela contaba con 79 alumnos, de edades comprendidas entre los 9 y los 20 años, y los había de diferentes nacionalidades, desde hispanoamericanos hasta una joven ucraniana.

Grupo de Jóvenes en el campo practicando el arte del toreo.

 

Por entonces, la actividad docente se impartía de manera prioritaria en la plaza de toros de Las Ventas (ruedo, galerías, sala Cossío y sala Antoñete), recinto que en ocasiones y por causas de fuerza mayor (Feria de San Isidro y Feria de Otoño), se ha visto complementado por otras plazas de toros de la Comunidad, con la finalidad de que la actividad docente tuviera continuidad.

Las clases prácticas se fundamentan en el toreo de salón, ejecutando las diferentes suertes (banderillas y suerte suprema), mediante la utilización de carretones simulados para facilitar el aprendizaje de los alumnos. El horario lectivo es de lunes a viernes de 17,30 a 20,30 horas y sábados de 10 a 13,30 horas.

Toreo de salón.Joven practicando. Jóvenes practicando con el capote en el campo.

 

Esta formación teórico-práctica se ve complementada con la necesaria e imprescindible participación en 36 tentaderos de 28 ganaderías de prestigio, donde se lidian vacas y novillos de diferentes edades y condiciones, adaptadas a las necesidades formativas de los alumnos con la finalidad de ejecutar delante de las reses los conocimientos adquiridos en las clases teóricas de toreo de salón.

A estas acciones formativas de carácter práctico se añade la participación de los alumnos en clases prácticas públicas y novilladas sin picadores en diversos lugares de España y Francia, con la presencia de público.

Vista del cielo desde el coso de la Plaza de las Ventas

 En el plano teórico, la escuela cuenta con tres niveles formativos:

 

•        Nivel básico: el toreo, capas, cornamentas, trastos de torear, vocabulario taurino, protocolo y liturgia, suertes básicas del toreo.

Joven con unos cuernos de astado practicando el arte del toro.

 

•        Nivel medio: historia de la tauromaquia, la lidia, encastes, variedad de suertes, fisiología y comportamiento del toro.

Joven practicando la suerte de banderillas .Escuela de Tauromaquia. Batan.

 

•       Nivel superior: comportamiento en percances y asistencia a compañeros heridos, aspectos laborales y administrativos de la profesión, conocimiento de la reglamentación en las diferentes CCAA, así como un aspecto fundamental en la profesión que es el de cómo expresarse en público, comportamiento y protocolo social, medios de comunicación y redes sociales.

Jóvenes practicando el arte del toreo en la plaza de las Ventas.Madrid.


  

El tour virtual

El tour virtual, que ha entrado este año en funcionamiento, es una renovada puesta en valor por la Monumental de Las Ventas que tiene su origen en el protocolo que suscribieron en julio de 2020 la Comunidad y el Ayuntamiento, en lo que supuso un compromiso con la defensa de una expresión cultural que, en los últimos tiempos, venía siendo denostada desde diversos frentes.

Cabe destacar que el Tour de las Ventas presencial, el de toda la vida, es uno de los principales reclamos turísticos de Madrid. En 2019, sin ir más lejos, el circuito superó los 100.000 visitantes, mayoritariamente franceses, italianos, estadounidenses, mexicanos y, claro está, españoles. En este sentido, la alternativa digital propiciará la universalización de este servicio, lo que contribuirá a potenciar aún más la imagen de Madrid en el mundo.

El recorrido se compone de 17 puntos que incluyen, entre otros, la visita a la Puerta Grande, la exposición sobre el toro bravo, los tendidos, la capilla, el patio de cuadrilla, los toriles, el ruedo, la enfermería o el museo.

Las Ventas Tour ha sido rodado utilizando la tecnología matterport, una plataforma que convierte espacios reales en modelos 3D inmersivos e interactivos, lo que infunde al usuario la sensación de estar prácticamente allí. Se trata del mismo sistema que emplean la National Gallery de Londres o el Open Gallery de Nueva York. A diferencia de otros modelos panorámicos, la experiencia que procura el matterport es más fidedigna y realista. Permite, además, “etiquetar” objetos para proporcionar datos adicionales sobre algunos elementos. Las etiquetas se representan con pequeños círculos de colores y, al clicar sobre ellos, se despliega la información asociada a ese objeto, y que incluye enlaces a webs externas o videos.

 

Curso de periodismo taurino

Mediante esta iniciativa docente, ofrecemos a profesionales del mundo periodístico y de la comunicación en general una aproximación al mundo de los toros eminentemente práctica, pero también respetuosa con sus raíces más profundas.

Para ello, hemos contado con un plantel de primera fila de profesionales del sector, desde periodistas especializados en comunicación taurina, pasando por empresarios, toreros y también representantes de la administración de la Comunidad de Madrid.

El curso tiene como atractivo añadido el hecho de que se imparte en la misma plaza de las Ventas. Sin embargo, y dada la importancia que se concede a la práctica, los alumnos también visitan aquellos lugares donde se llevan a cabo todas aquellas actividades taurinas que desembocan en el ruedo. Me refiero a las ganaderías más importantes de nuestra región, en las que comprueban de primera mano el mimo con el que los ganaderos cuidan de las reses que, posteriormente, serán lidiadas. Hablamos de instalaciones que, por lo común, se hallan emplazadas en entornos paisajísticos verdaderamente hermosos.

El temario consta de las siguientes materias o bloques:

- Un primer bloque, por así decirlo, introductorio, en el que se ofrece una aproximación general a la tauromaquia, con cuestiones tales como el lenguaje taurino, las suertes del toreo, el arte del rejoneo o la legislación propiamente taurina, y que incluye un apartado dedicado a la historia de la prensa de este sector.

- El segundo profundiza en la prensa taurina escrita, de tal forma que los ponentes que intervienen en el mismo, todos ellos prestigiosos y reconocidos profesionales, desgranan su propia experiencia al respecto y describen las claves de los géneros periodísticos: crónica, opinión, entrevista... Este punto reserva un papel importante a la fotografía taurina, al punto que los asistentes aprenden in situ, en la redacción misma de un periódico, cuál es el proceso que se sigue para elaborar un reportaje fotográfico sobre una corrida.

- El resto de los bloques se halla dedicado al resto de los medios que cubren los eventos taurinos, esto es, la radio, la televisión, los digitales, concediendo especial relevancia al marketing digital y a la comunicación taurina, teniendo en cuenta la creciente impronta en este campo de las redes sociales, y enseñando a los alumnos a construir su propia marca o incluso su propio podcast o canal de YouTube.

El curso cuenta también con tutorías personalizadas y masterclass complementarias que refuerzan lo aprendido, y tras la realización del correspondiente trabajo de fin de curso, se proporciona a los alumnos la posibilidad de acceder a una bolsa de prácticas en diferentes medios de comunicación y empresas taurinas.

 

Cirujanos taurinos: la ‘segunda’ cuadrilla

Y ya metidos en la pléyade de oficios que arropan al toreo, en la multiplicidad de salidas laborales que ofrece el sector, cabe reseñar la impagable labor que desarrollan los especialistas en cirugía taurina. Su sola presencia en la plaza basta para que los toreros se sepan al abrigo de un ángel de la guarda. Con ese apelativo, ángeles de la guarda, se conoce a estos profesionales, de quienes también se dice que son la segunda cuadrilla en hacer el quite.

En el burladero o frente al monitor de televisión, si disponen de él, ponen los cinco sentidos en la observación de la faena. No puede ser de otro modo, pues es fama que la mejor cirugía taurina es la que empieza a practicarse con la mirada. Solo el conocimiento cabal de cómo se ha producido el percance, permite formarse una idea (a menudo, de una asombrosa exactitud) de la herida con la que habrán de lidiar en apenas segundos: su alcance, gravedad o las trayectorias que ha dejado el derrote en el cuerpo del torero.

Ni que decir tiene que la intervención siempre es urgente. Es otra de las peculiaridades de la especialidad. Con una salvedad respecto a las urgencias, digamos, convencionales: en la enfermería de la plaza, es de rigor sobreponerse a la tensión que encrespa el aire cuando en la camilla hay un hombre en estado crítico. Ese temple, esa capacidad para abstraerse del entorno hace que nuestros cirujanos taurinos bien puedan ser llamados cirujanos toreros, pues mucho hay de torería, en efecto, en su encomiable labor.

A estas singularidades, que no son pocas, se añade la variedad asistencial. Lo mismo una cornada en el muslo que una luxación de hombro, igual un varetazo en las costillas que una contusión cervical. Y ello por no citar las indisposiciones que acontecen entre el público, desde una insolación a un ictus, desde una crisis hipertensiva a un aviso de parto.

En los últimos tiempos, la atención quirúrgica a los toreros ha experimentado un avance espectacular, en consonancia con el progreso general de la medicina. Los quirófanos, técnicas y utensilios de que, en general, disponemos en la actualidad, poco tienen que ver con los de hace 40 años. Es muy probable que Paquirri, por citar el primer caso que nos viene a la mente cuando de estas insuficiencias se trata, no hubiera muerto en el Pozoblanco de hoy. Y en cualquier caso, la mejora en la red de carreteras posibilitaría un traslado mucho más rápido.

Con todo, y en el cometido de seguir mejorando las instalaciones, los planes de evacuación de los heridos y la composición y acreditación de los equipos médicos, la Comunidad de Madrid instaló el pasado mes de mayo en la enfermería de la plaza de toros de Las Ventas, a cargo del Dr. Máximo García Padrós, una mesa de operaciones de última generación.

La mesa soporta hasta 275 kilos y está fabricada en acero inoxidable. Asimismo, varios segmentos son transparentes a los rayos X y dispone de una batería cuya carga alcanza las 60 operaciones.

Por otra parte, durante los peores días de la pandemia, la Monumental puso a disposición de Sanidad todo su material sanitario, y la instalación de la mesa coincidió con la devolución, por parte del Hospital 12 de Octubre, del respirador y aparato de anestesia que le fueron cedidos en plena emergencia, y que ayudaron a salvar cientos de vidas en Madrid.

 

 

https://fundaciontorodelidia.org/

 

https://www.comunidad.madrid/transparencia/unidad-organizativa-responsable/centro-asuntos-taurinos

 

https://lasventastour.com/es/visitas/visita-virtual/

 

https://www.las-ventas.com/

 

https://www.comunidad.madrid/cultura/oferta-cultural-ocio/escuela-taurina-jose-cubero-yiyo

 

 

María Eugenia Carballedo


Consejera de Presidencia Comunidad de Madrid

María Eugenia Carballedo Consejera de Presidencia. Comunidad de Madrid.