Skip to Content

Visor

La cultura como motivación e impulso al aprendizaje de Lenguas Extranjeras

Introducción

Las Escuelas Oficiales de Idiomas constituyen una puerta a la interculturalidad. A través de la enseñanza de lenguas, tanto extranjeras como cooficiales, y de la nueva actividad de lengua de mediación, se fomentan valores como el respeto, la colaboración, el entendimiento y la comunicación entre culturas.

 

Antecedentes y diagnóstico

Ver la relación entre la cultura y la educación parece obvio, pero no siempre somos conscientes de lo intrínsecamente unidas que están. Nuestro centro es la Escuela Oficial de Idiomas de Alcalá de Henares y creemos que esa vinculación entre ambas es en realidad activa, especialmente en el aprendizaje de un idioma.

 "El hecho de que enseñemos lenguas extranjeras nos hace darnos cuenta de que es de vital importancia que nuestros alumnos se familiaricen con las culturas en las que esa lengua está inmersa y, por contra, compararla con la propia, sea cual sea"

En nuestras aulas vemos todos los días que los aspectos socioculturales favorecen y complementan la comunicación y hacen que el aprendizaje sea mucho más real y enriquecedor, ya que suponen entender, compartir y respetar a los hablantes de la lengua de estudio y su cultura.

Pero entender esa otra cultura también sirve para entender y valorar los rasgos más significativos de la nuestra propia, puesto que instintivamente la comparamos con la del idioma de estudio. Además, profundizar en esos aspectos socioculturales de una manera más exhaustiva y metódica nos aleja de estereotipos y clichés y nos ayuda a entender al otro de una forma más responsable y abierta, ahondando en lo que nos une, comprendiendo lo que nos diferencia y buscando la colaboración basándonos en el respeto y la aceptación mutua. Estos son valores universales que creemos que tienen que estar presentes en la enseñanza.

El Marco Común de Referencia para las lenguas del Consejo de Europa ya vio la importancia de los aspectos culturales en el aprendizaje de lenguas extranjeras y de su relevancia para el futuro, especialmente si queremos crear una Europa unida, con rasgos en común sin perder su multiculturalidad y con el objetivo de dar instrumentos para formar al ciudadano europeo del siglo XXI. Y tanto es así que se definió una quinta destreza, la mediación lingüística, en la que conocer los aspectos socioculturales de la lengua es tan imprescindible como la comprensión y producción de textos orales y escritos.

 

 Cartel de la E.O.I. de Alcalá de Henares.

Nuestra Escuela con el cartel del proyecto Erasmus+.

 

Objetivos, estrategias y actuaciones

La implantación desde 2018 de esta quinta actividad de lengua en las EEOOII de la Comunidad de Madrid ha hecho que los aspectos culturales adquieran aún más peso en el currÍculum. En la mediación, el alumno tiene que ser capaz de utilizar recursos lingüísticos y socioculturales para comunicar un mensaje o para ayudar a su interlocutor a solucionar un problema, a convertirse en mediador entre ambas lenguas, algo que es más común de lo que podríamos pensar a priori. Un ejemplo de una mediación real podría ser un amigo extranjero que no entiende la carta del restaurante en el que estáis o que te pide que le expliques una tradición popular. No se trata solo de traducir las palabras o de darle información, sino de explicar y darle las claves para que pueda comprender mejor la situación o el problema en cuestión.

"De ahí que los aspectos socioculturales han pasado de ser algo que complementa el aprendizaje a convertirse en una destreza en sí misma, con la misma relevancia que las destrezas de comprender y producir textos orales y escritos y convertirse en un personaje más activo y decisivo en el acto de comunicación"

La aparición de la mediación como actividad de lengua supuso un reto para el profesorado por lo que decidimos formarnos como docentes para dar soluciones a la nueva demanda. Para ello creamos un grupo de trabajo y realizamos reuniones para estandarizar y compartir la manera de enseñar y evaluar esta nueva destreza; se usaron microdestrezas tales como utilizar símiles o comparaciones, parafrasear, distinguir y diferenciar los rasgos socioculturales a tener en cuenta, etc. En definitiva, actuar como mediador entre un hablante extranjero y su problema.

Dado que no había mucho material con el que contar, al final creamos un banco de material didáctico sobre el tema y de ejemplos recopilados o diseñados por nosotros y lo alojamos en una carpeta compartida  para poder utilizarlo en nuestras clases y con el objetivo de ir incrementando este banco con las colaboraciones de todo el profesorado. Fue una experiencia muy enriquecedora y muy productiva, porque nos ayudó a profundizar sobre la mediación, sobre cómo presentar los ejercicios y de cómo evaluar esta destreza.

No solo el hecho de que apareciese esta nueva destreza nos ayudó a ver la relevancia de la cultura en la enseñanza de una lengua extranjera, también vimos cómo las nuevas tendencias nos llevan a una sociedad multicultural que integre distintas maneras de pensar y de entender el mundo. Hay que tener en cuenta que internet y el uso de nuevas tecnologías han cambiado radicalmente el concepto de cultura y nos han abierto nuevos horizontes, han influido en nuestra manera de entender el mundo y permiten una comunicación y un trabajo de manera telemática a la que el ciudadano del siglo XXI necesita adaptarse.

 

Proceso

La propia pandemia nos ha hecho darnos cuenta de la importancia de incorporar esas nuevas tecnologías, pero también ha supuesto que nuestros alumnos las integren en su aprendizaje diario como herramientas. Lo que antes podían ser unas actividades puntuales tales como ver una noticia de televisión, un artículo de un periódico o un comentario de un blog, se han convertido en algo rutinario y de fácil acceso para nuestros alumnos, y eso hace que tanto ellos como nosotros nos abramos a las realidades de otros países y a su cultura.

La utilización de material real ya no es un elemento esporádico o anecdótico, sino que ha pasado a ser algo natural y frecuente, y esto beneficia al alumno porque le permite desarrollar sus habilidades de autoaprendizaje y adaptar mejor su forma de aprender a sus propios intereses y necesidades: temas a tratar, ritmo de aprendizaje, vocabulario específico con diccionarios en línea, uso de materiales auténticos, aspectos socioculturales reales, etc.

La experiencia nos ha mostrado que los alumnos están más motivados y son más conscientes de su aprendizaje de la lengua cuando lo ven como algo real, en un mundo real, con unas circunstancias cambiantes reales. Ya no es una lectura en una lección del libro sobre cómo es el gobierno del país de la lengua a estudiar, sino que el material se dispara exponencialmente en cantidad y en calidad y podemos entender mejor lo que ocurre día a día en esos países y en otros de su entorno. Así, los aspectos socioculturales no son un hecho aislado del currículum, sino que son parte del mismo, haciendo de la cultura un elemento integrante e integrador en el aprendizaje y algo a lo que los alumnos tienen acceso directo y que puede adaptarse a sus necesidades e intereses.

También nuestros estudiantes necesitan habilidades sociales y culturales para poder desenvolverse en los diferentes ambientes laborales o educativos,  en ámbitos  culturales distintos al propio, es decir, los estudiantes deben utilizar numerosas destrezas sociales y culturales para manejarse en entornos diversos. Nuestra sociedad es cada vez más plural y las fronteras se diluyen. De ahí que el concepto de multiculturalidad se haya convertido en un hecho con el que hay que convivir pero también puede ser un elemento motivador y enriquecedor para el aprendizaje.

 Active Panels .E.O.I. Alcalá de Henares.

 Los Active Panels han sido de gran ayuda en la implantación de las clases híbridas.

 

Resultados

La enseñanza de los aspectos culturales en el aprendizaje de una lengua extranjera, el uso de nuevas tecnologías con los beneficios y posibilidades que ello conlleva y la implantación de la nueva actividad de lengua de mediación han modificado nuestra manera de dar clase en la escuela de idiomas, y creemos que lo mismo ha pasado en otros centros educativos. Pero lo que sí ha cambiado en nuestra escuela es el hecho de que desde hace ya varios años apostamos por abrirnos al exterior, tanto a nuestro entorno más cercano como al que pueda estar más allá de nuestras fronteras. De ahí que llevásemos a cabo dos líneas de actuación en nuestra enseñanza: abrirnos al entorno de nuestra ciudad y a la participación en proyectos europeos.

El hecho de vivir en Alcalá de Henares, Patrimonio de la Humanidad y su vinculación con personajes relevantes como Cervantes, Catalina de Aragón, Isidra de Guzmán o Azaña, nos ha condicionado a integrar ese bagaje en nuestras enseñanzas. Para ello, empezamos a organizar y promocionar actividades extraescolares vinculadas con nuestra ciudad: visitas guiadas o yincanas donde los alumnos describen lugares o personajes en la lengua de estudio, salidas al teatro en inglés u obras de relevancia para el idioma de estudio, y la participación en el festival de cortos ALCINE con cortometrajes en los distintos idiomas. También se ha fomentado el intercambio de conversación con estudiantes extranjeros en la Universidad de Alcalá y entre nuestros propios estudiantes de español para extranjeros y otros idiomas.

"El hecho de vivir en Alcalá de Henares, Patrimonio de la Humanidad y su vinculación con personajes relevantes como Cervantes, Catalina de Aragón, Isidra de Guzmán o Azaña, nos ha condicionado a integrar ese bagaje en nuestras enseñanzas"

En cuanto al ámbito europeo, comenzamos colaborando en proyectos cuando era el programa Sócrates, para luego organizar un seminario de encuentro y fuimos cogiendo experiencia en el programa Erasmus+ en proyectos KA-1 con cursos, visitas y jobshadowings, hasta llegar a ser coordinadores de un proyecto KA-2, proyectos en los que todavía estamos inmersos. Siempre hemos creído que es importante abrirnos al exterior, incluso saltando las fronteras nacionales. Participar en estos proyectos nos ha hecho compartir experiencias y buenas prácticas con profesores de otros países, así como el hecho de que ha favorecido el propio intercambio y trabajo en equipo entre los profesores del propio centro.

Estos proyectos nos han permitido también implicar a nuestros alumnos en el acercamiento a otras realidades y culturas gracias a las visitas de profesores y de alumnos extranjeros, así como de nuestros propios estudiantes en países como Dinamarca, Finlandia, Italia o República Checa. En el futuro, y cuando las circunstancias lo permitan, tendremos contactos con países como Italia, Grecia, Alemania o Noruega.

Pero el intercambio cultural no es solo debido al contacto con otros países, sino que ha sido eje de los últimos proyectos europeos de nuestra escuela. El KA-1 con título “Nuevos retos en Escuelas Oficiales de Idiomas: enseñanza semipresencial, mediación y nivel C” nos ha dado la oportunidad de adentrarnos en el tema de la multiculturalidad y de la mediación lingüística; el otro proyecto de KA-2: “Mi visión, tu visión: una red intercultural del patrimonio europeo” incide de manera más explícita en la concienciación de nuestros alumnos del entorno sociocultural en el que viven y compararlo con el de otras maneras de entender esas características culturales en varios países de la Unión Europea.

Finalmente, celebramos que se nos haya sido otorgada recientemente la acreditación Erasmus, lo que nos permite gestionar e implicarnos aún más en los proyectos de movilidad, tanto de profesorado como de alumnado, a largo plazo y con continuidad hasta el 2027.

 

Conclusiones

Lo que hemos intentado mostrar en este artículo es que la cultura no es un añadido dentro de la educación ni un aspecto parcial, todo lo contrario. Creemos que los aspectos socioculturales son absolutamente relevantes, y más en el aprendizaje de lenguas extranjeras, tal y como recogen las recomendaciones del Marco Europeo de Referencia y la aparición de la destreza de mediación lingüística dentro del currículum y dentro del aula como elemento a desarrollar. Pero además nos parece imprescindible abrir el aula hacia el entorno cultural más cercano, y en nuestro caso casi como una obligación por la cantidad de posibilidades que ofrece una ciudad como Alcalá de Henares (aunque en ámbitos más pequeños o más específicos se pueden encontrar otros elementos para explotar como cine, teatro, centros culturales, visitas a museos, etc.). Por último, y siendo un centro de aprendizaje de lenguas extranjeras, abrirse fuera de nuestras fronteras nos ha parecido algo natural y necesario, un camino por el que seguir a través de distintos proyectos.

Como decíamos al principio, la cultura y la educación están intrínsecamente conectadas, pero la cultura no debe verse como algo ajeno, superfluo o como un añadido, sino como elemento clave del propio aprendizaje, como algo que forma parte de nuestras vidas y que tiene una relevancia crucial en nuestra formación. Vivimos en una sociedad multicultural y hay que darle la importancia que merece a la cultura, a nivel individual y colectivo. En el plano personal aceptando la idiosincrasia de todos nuestros alumnos, y en el plano colectivo buscando en la cultura elementos que nos unan y que nos permitan integrarnos mejor en nuestro entorno y nos ayuden en el aprendizaje a lo largo de nuestra vida.

 

 

 

Pilar Álvarez Bueno

Escuela Oficial de Idiomas
de Alcalá de Henares

 

Paola Iasci

Escuela Oficial de Idiomas de Alcalá de Henares

Foto de Pilar Álvarez.

Paola Iasci. Profesora de la E.O.I. de Alclá de Henares