Skip to Content

Visor

Las aulas hospitalarias en la Comunidad de Madrid

El alumnado que por razones de salud debe permanecer temporalmente hospitalizado, se encuentra en situación de desventaja dentro del sistema educativo. La Comunidad de Madrid considera fundamental la atención educativa a estos alumnos como elemento favorecedor de un sistema educativo de calidad y que, asimismo, contribuya a garantizar los derechos recogidos en la Carta Europea de los Derechos del Niño Hospitalizado (1986).

Mª Teresa Pacheco Román y Mª Lourdes Castro Díaz
A.T.D. de la D.G. de Educación Infantil, Primaria y Secundaria.

¿Qué son las Aulas Hospitalarias?

AULAS HOSPITALARIAS EN LA C_M“…el cole es el momento del hospital que más me gusta porque estoy con más gente y hacemos muchas cosas, estamos haciendo un mural chulísimo en el que trabajamos en grupo y nos lo pasamos todos bastante bien, desde que llegue ya se han ido varios niños y me alegro mucho porque eso es que se han recuperado al igual que yo espero poder irme pronto…”

(Montserrat García, 4º ESO)

     Chaimae El Manesour El Hamri, 3º ESO

Las Aulas Hospitalarias son Unidades Escolares de Apoyo en Instituciones Hospitalarias que proporcionan atención educativa a los alumnos durante el tiempo que permanecen hospitalizados.

Es necesario resaltar que cerca de un 15% del alumnado atendido, especialmente en las Aulas Hospitalarias de Madrid capital, procede de otras Comunidades Autónomas e, incluso, de otros países.

Estas unidades escolares están en funcionamiento en aquellos hospitales de la Comunidad de Madrid que cuentan con camas pediátricas de media y larga estancia.

En la actualidad, la Comunidad de Madrid cuenta con Aulas Hospitalarias en doce hospitales de la región y dos Aulas más en las Unidades Breves de Hospitalización Psiquiátrica de adolescentes de los Hospitales Universitarios Niño Jesús y Gregorio Marañón.

Es necesario resaltar que cerca de un 15% del alumnado atendido, especialmente en las Aulas Hospitalarias de Madrid capital, procede de otras Comunidades Autónomas e, incluso, de otros países.

Un poco de historia…

AULAS HOSPITALARIASLos inicios de la atención educativa al alumnado enfermo en el ámbito de la Comunidad de Madrid se remontan a mediados del siglo XX. Madrid fue una de las provincias españolas, ahora Comunidad Autónoma, en la que primero se implantó una red de Aulas Hospitalarias.

A lo largo de los más de 50 años de funcionamiento de las mismas se ha procedido a la apertura, ampliación y cierre de Aulas en función de las necesidades existentes.

En un principio esta atención educativa se inició al margen de la administración educativa, ejerciendo de maestros en los hospitales algunos asistentes sociales, religiosos, voluntarios, etc.

La primera Aula Hospitalaria madrileña se abrió en 1953 con la creación de una unidad de niños de enseñanza especial en el Hospital Clínico-San Carlos, hospital que había iniciado la atención educativa al alumnado enfermo en 1947 por parte de personal ajeno al Ministerio de Educación.

Dos momentos significativos condicionaron el aumento de las Aulas Hospitalarias:

  • En los años 60, para atender a los niños víctimas de la poliomielitis, se pusieron en funcionamiento en hospitales como el Niño Jesús y el Gregorio Marañón.
  • A partir de la década de los 80, e inicialmente motivada por la necesidad de dar respuesta educativa a la población infantil víctima del Síndrome del Aceite Tóxico, se procedió a la apertura de nuevas Aulas Hospitalarias: Ramón y Cajal, La Paz, Doce de Octubre y Móstoles.

Será a partir de los años 90 cuando se consiga la generalización de la prestación de este servicio educativo, extendiéndose a aquellos hospitales públicos de la Comunidad de Madrid que cuentan con camas pediátricas de media y larga duración: Alcorcón, Severo Ochoa de Leganés, Getafe y Fuenlabrada.

Por último, en el curso 2014-2015, se puso en funcionamiento un Aula Hospitalaria en el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares.

Objetivos de las Aulas Hospitalarias

Tal y como se recoge en el preámbulo de la LOE, se trata de conseguir que todos los ciudadanos alcancen el máximo desarrollo posible de todas sus capacidades, individuales y sociales, intelectuales, culturales y emocionales para lo que necesitan recibir una educación de calidad adaptada a sus necesidades, para ello este programa se marca los siguientes objetivos:

  • Proporcionar la atención educativa adecuada a los alumnos hospitalizados para asegurar la continuidad del proceso educativo y evitar el desfase escolar que pudiera derivarse de su situación.
  •  Establecer los cauces de coordinación entre los distintos profesionales que intervienen en la atención de los alumnos enfermos.
  • Favorecer la comunicación entre los alumnos con sus centros de referencia, con sus tutores y sus compañeros de aula, mediante el uso, entre otros, de las Tecnologías de la Información y la Comunicación.
  • Fomentar la utilización del tiempo libre en el hospital, programando actividades formativas y de ocio, en coordinación con otros profesionales y asociaciones que desarrollen acciones en el entorno hospitalario.
  • Facilitar la incorporación de los alumnos enfermos a su centro educativo, una vez transcurrido el periodo de convalecencia.

 

¿Cómo son las Aulas Hospitalarias?

AULAS HOSPITALARIASEn general, son espacios amplios que permiten el paso de sillas de ruedas y de aparatos médicos, con tomas para oxígeno y otras necesidades, facilitando el acceso a las mismas al alumnado con problemas de movilidad. Son espacios que han sido decorados y amueblados pensando en las características propias de estos alumnos que, en muchas ocasiones, aportan su toque artístico a los mismos.

Tal y como podría suceder en su centro educativo, son lugares para aprender, jugar, relacionarse otros niños que se encuentran en su misma situación, facilitando la socialización y ayudando a superar el sentimiento de aislamiento y angustia que se puede producir en estas circunstancias.

Se diferencian de las aulas ordinarias por su flexibilidad horaria. Los alumnos, en función de las pruebas médicas que les tienen que practicar, se pueden incorporar al Aula a lo largo de la jornada lectiva.

Están dotadas de diversos materiales adaptados a una didáctica específica para este alumnado, incluidos los medios informáticos: pizarras digitales, ordenadores, tablets… lo que les permite, por un lado, el refuerzo y el aprendizaje de contenidos y, por otro, mantener la comunicación con sus compañeros y profesores del centro en los que están escolarizados.

 

¿Cómo funcionan?

AULAS HOSPITALARIASLa figura del profesor es clave para el buen funcionamiento de las Aulas, pero… ¿cómo debe ser este el profesor de un Aula Hospitalaria? En primer lugar, debe tener una formación y una preparación didáctica adecuada, ser una persona con habilidades sociales: que sea cercano, cordial, amable, receptivo, que sepa escuchar, comprender, ponerse en el lugar del otro, estar disponible, comunicar expectativas positivas a los alumnos, adecuar los objetivos escolares a las circunstancias del alumnado…

Cuando un niño es hospitalizado, los profesores acuden a su habitación para informar a las familias de la existencia y del horario del Aula, para aclarar sus dudas y recoger toda la información que puedan aportar sobre su proceso educativo.

A pesar de que en el momento de la hospitalización lo que más les preocupa a los padres es el estado de salud de sus hijos, es necesario hacerles ver la importancia que va a tener para ellos la continuidad del proceso educativo, convirtiéndose en un factor de normalización en sus vidas.

En los casos de largas estancias en el hospital, la relación entre las familias y los profesores puede ir más allá del ámbito educativo, estableciéndose una estrecha y cercana relación entre ellos, lo que permite a los padres compartir sus emociones.

Los profesores atienden a todos los niños hospitalizados. Educativamente hablando, el trabajo con los niños de corta estancia (dos o tres días de hospitalización) es diferente al que se realiza con los niños de media y larga estancia. Con estos últimos, las actuaciones se orientan hacia el desarrollo del currículo lo que permite asegurar la continuidad del proceso educativo y evitar el desfase curricular.

Los profesores del Aula Hospitalaria se ponen en contacto con su centro de referencia, en el que está matriculado el alumno y donde permanece escolarizado, para establecer la coordinación entre ambos. El centro envía la programación correspondiente al tiempo de hospitalización y las orientaciones oportunas para que el niño pueda continuar con su proceso educativo. Esta coordinación es constante y fluida, gracias al correo electrónico, plataformas educativas de los centros, etc…Los niños del hospital pueden realizar y compartir muchas actividades con sus compañeros del colegio e, incluso, pueden hacer los exámenes que envían sus centros en tiempo real.

Las Aulas Hospitalarias pueden ser consideradas un ejemplo de educación inclusiva dado que el objetivo de las mismas es que los alumnos puedan continuar con su proceso educativo, independientemente de cuales sean sus circunstancias o sus capacidades, atendiendo a las necesidades que cada uno de estos alumnos presenta durante su hospitalización.

La coordinación sistemática con los centros de referencia y, en especial con los tutores, es una pieza clave para el buen funcionamiento de las Aulas Hospitalarias.

Asimismo, el Aula Hospitalaria remite a los centros, antes de cada evaluación y al finalizar su estancia en el hospital, un informe completo que recoge el proceso educativo del alumno durante el periodo de asistencia al Aula.

Todo ello con el objetivo de que, al terminar su hospitalización, sea más fácil la incorporación a su centro educativo.

Cada mañana, los servicios médicos informan de la situación de cada paciente e indican si pueden o no acudir al Aula. Los alumnos que deben permanecer encamados, siempre que su estado de salud lo permita, son atendidos por los profesores en sus habitaciones.

La enseñanza que se les proporciona es una enseñanza individualizada, flexible y motivadora. El profesorado, tomando como base la programación del aula de origen de cada niño, adapta esos contenidos teniendo en cuenta la especial situación en la que se encuentra el alumno y los presenta de forma atractiva, utilizando todo tipo de recursos, fomentando al mismo tiempo su curiosidad, su creatividad, la autoestima, la solidaridad, la tolerancia, etc. Es una metodología activa y participativa.

Las Aulas Hospitalarias pueden ser consideradas un ejemplo de educación inclusiva dado que el objetivo de las mismas es que los alumnos puedan continuar con su proceso educativo, independientemente de cuales sean sus circunstancias o sus capacidades, atendiendo a las necesidades que cada uno de estos alumnos presenta durante su hospitalización.

En las Aulas Hospitalarias, como en cualquier otro centro educativo de la Comunidad de Madrid, se organizan actividades para celebrar diversos acontecimientos: Día del Libro, Día de la Paz, Día de la Mujer, Día de Europa, Día del niño hospitalizado, Navidad, Carnaval… actividades en las que participan todos los alumnos del Aula, independientemente de su edad o etapa educativa.

Se organizan talleres que facilitan la relación entre los alumnos, la socialización, así como la adquisición de conocimientos: talleres de experimentos, de expresión artística, de radio, tecnológicos, medioambientales, de magia, de prensa y otros más. En la realización de muchos de ellos se cuenta con la colaboración de diversas entidades sin ánimo de lucro (Fundación Abracadabra, Roots and Shoots, Fundación Pequeño Deseo, Fundación Aladina, Asion…)

Los profesores de nuestras Aulas han participado y participan en proyectos de ámbito europeo como el proyecto Comenius Hospital Schools: a trip around my bed desarrollado en el Hospital Niño Jesús, los proyectos Erasmus Plus Paintfolio y Magnemathicts desarrollados por las Aulas Hospitalarias de Madrid Sur.

Asimismo, muchas de las Aulas publican revistas con nombres tan sugerentes como: Las neuronas juguetonas (Hospital Ramón y Cajal), La Pajarera (La Paz), Escritos con pijama (Aulas Hospitalarias de Madrid Sur), Del gotero al lapicero (Clínico)... Con ellas dan a conocer el trabajo que se realiza en las mismas, siendo un vehículo de participación de alumnos, padres, profesores, ONG, personal del hospital, etc.

Otro recurso para la difusión del trabajo que realizan son las páginas Web y los blogs, como por ejemplo el blog conjunto de las Aulas Hospitalarias de Madrid Capital y el de las Aulas Hospitalarias de Madrid Sur:

 

 

Es posible lograr los objetivos marcados y desarrollar el trabajo en las Aulas Hospitalarias gracias al interés, dedicación y profesionalidad de los profesores.

 CONCLUSIONES

Es posible lograr los objetivos marcados y desarrollar el trabajo en las Aulas Hospitalarias gracias al interés, dedicación y profesionalidad de los profesores.

Cubiertas las necesidades sanitarias, que aumentan la esperanza de vida ante las diversas enfermedades, estos alumnos y alumnas tienen un futuro como ciudadanos adultos, futuro para el que deben estar convenientemente preparados.

Con el fin de adaptarse a los cambios y nuevas situaciones que puedan surgir, la Comunidad de Madrid debe seguir un proceso de mejora y evaluación continua, con el fin de adecuar las respuestas que desde la Administración se ofertan en la atención al alumnado enfermo.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

- Casanova, M.A. (Coord.) (2007). Atención educativa al alumnado enfermo en la Comunidad de Madrid. Madrid: Dirección General de Promoción Educativa.

- Orden 2316/1999, de 15 de octubre, del Consejero de Educación, por la que se regula el funcionamiento de las actuaciones de compensación educativa.

- Orden 992/2002, de 11 de diciembre, de las Consejerías de Educación y Sanidad de la Comunidad de Madrid, por la que se establece la colaboración entre ambas Consejerías.

- Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo, de Educación dedica el Capítulo ll del Título ll a la compensación de las desigualdades en educación.

- Instrucciones de 9 de diciembre de 2010 de la Dirección General de Educación Infantil y Primaria para el funcionamiento de las Unidades Escolares de Apoyo en Instituciones Hospitalarias de la Comunidad de Madrid.