Skip to Content

Visor

Recreos diveractivos

Revista Digital Educamadrid

Fecha de publicación: 7 de diciembre de 2017

Resumen

El tiempo del recreo constituye un espacio en el que los alumnos pueden expandirse y liberarse para hacer más llevadero el esfuerzo diario. Pero visto los conflictos originados por el fútbol, se decidió organizar este tiempo con juegos populares o diferentes ejercicios físicos con el fin de mejorar las relaciones entre compañeros y ampliar el abanico de actividades físicas que pueden realizar en su tiempo libre.

Jornadas I&EDU

CRIF Las Acacias  31 de mayo a 2 de junio de 2016

Autora

Ana Isabel Jiménez Blanco

CEIP Daniel Martín (Alcorcón)

1. CONTEXTO EN EL QUE SE DESARROLA LA EXPERIENCIA

1. 1. ¿Qué se entiende por recreo?

Pellegrini y Smith (1993) definen recreo como un rato de descanso para el alumnado, típicamente fuera del edificio. En comparación con el resto del día escolar, el recreo es un tiempo en el que gozan de más libertad para escoger qué hacer y con quién.

Habitualmente las actividades que se desarrollan en los recreos suponen situaciones de desigualdad, a veces incluso disputas o peleas. Durante muchos años en los recreos se ha jugado al fútbol, lo que conllevaba diferentes tipos de conflictos, ya que algunos alumnos no podían o no querían jugar al fútbol. Pero tampoco podían jugar a otros juegos porque los “futboleros” ocupaban la mayor parte del espacio. Además cuando el tiempo del recreo finalizaba, éste se prolongaba en la siguiente sesión y se debatían jugadas del recreo: si era o no falta o gol, etc. Todo esto conllevaba una pérdida de tiempo en sesiones posteriores que no conducían a nada, solo enfado y resentimiento para el recreo siguiente.

Hace dos años el equipo directivo y el área de Educación Física decidieron regular y reorientar la dinámica de este tiempo de recreo para que todos los niños pudieran jugar con todos, conocieran diferentes juegos y evitaran así las disputas que causaba el fútbol.

¿Pero cuáles fueron los objetivos que perseguíamos con esta propuesta? Nos propusimos las siguientes metas:

  • Dinamizar los recreos y lograr una enriquecedora convivencia a través de los juegos.
  • Evitar las actitudes agresivas y reducir el riesgo de lesiones, disputas y peleas.
  • Potenciar las relaciones entre iguales.
  • Recuperar juegos tradicionales.
  • Ampliar el abanico de actividades físicas para su disfrute en el tiempo libre.

2. DESARROLLO DE LA EXPERIENCIA

Una vez planteada la propuesta de cambiar la organización de los recreos nos planteamos una pregunta: ¿cómo lo llevamos a cabo?

Durante el mes de septiembre se analizaron las diferentes formas de organizarlo para poder comenzar en octubre. Pero no queríamos caer en el error de convertir el recreo en una continuación de las clases de Educación Física.

El colegio está dividido en cuatro zonas en las que los alumnos hacen patio. Una zona para 1º y 2º; otra para 3º; otro espacio para 4º; y 5º y 6º disfrutan de las pistas polideportivas.

Se planteo que durante los recreos jugaran o bien a juegos que ya conocían del área de Educación Física; o darles a conocer juegos populares o tradicionales de España. Ellos sabían las reglas de los juegos y si surgía algún problema debían ser capaces de resolverlos por sí solos. En caso de que no fuera posible, siempre había un profesor que actuaba de mediador en casos más graves.

Durante los primeros meses, para orientarles un poco y que no se sintieran tan perdidos, hicimos un cuadrante donde se sugería a qué podían jugar cada día.

Cuadrante de recreosTabla recreos

Al ser un colegio bilingüe disponemos de cuatro auxiliares de conversación (un irlandés, dos americanos y un británico), y nos pareció una buena idea que se relacionaran con los alumnos fuera de las aulas. Se planteó a la coordinadora del proyecto bilingüe la posibilidad de contar con ellos un día a la semana durante los recreos. No puso ningún impedimento, así que pudimos contar con ellos todos los recreos de los jueves y se les propuso el siguiente trabajo.

Puesto que hay cuatro zonas de recreo y cuatro auxiliares de conversación, cada mes se iba a trabajar los juegos populares de un continente. Cada auxiliar tenía que explicar cada semana el juego a una zona. Desde el área de Educación Física se elegía el mismo juego para todos los niveles, siempre que fuera posible, aunque si se veía algo difícil para los más pequeños o demasiado fácil para los mayores se modificó. Primero se explicaba a los auxiliares y ellos, el día convenido, lo llevaban a la práctica con los alumnos. Era una forma de conocer a qué juegan en otros países o culturas, de relacionarse con los compañeros de otras clases y con los auxiliares fuera del aula, siguiendo con la práctica del inglés, puesto que los juegos eran explicados en inglés.

Juegos en el patio con el auxiliar

Juegos en el patio con el auxiliar

El viernes se dejo para juego libre, donde muchos alumnos seguían jugando a los juegos de la semana, y otros eligieron juegos inventados por ellos, basándose en algunos que ya conocían.

Al finalizar el trimestre se pasó una encuesta a los alumnos para conocer su opinión sobre el cambio en la organización del recreo. Y aunque al principio algunos fueron reacios a la eliminación del fútbol diario, con el tiempo se dieron cuenta que podían jugar con otros, que quizás por culpa del fútbol no podían, o que eran capaces de jugar a cosas diferentes que ellos mismos habían inventado.

Durante los siguientes trimestres se siguió con la misma línea de trabajo pero se planteó una duda en el tercer trimestre: ¿habría alguna posibilidad de mejorar los recreos para que los alumnos mayores participaran en algo especial? La respuesta fue hacer un torneo de tenis de mesa para el tercer ciclo puesto que el colegio cuenta con una mesa de pimpón en las instalaciones.

Los alumnos se apuntaron por parejas, tanto chicos como chicas, con un total de 24 parejas. Se realizó una fase de grupos, donde cada pareja jugaba tres partidos.

Cuadrante fase grupos

Cuadrante fase grupos

Y los dos mejores de cada grupo se clasificaba para octavos, cuartos, semifinal y final. Algún jugador que no jugaba ese día era el encargado del marcador y de apuntar el resultado final en la planilla.

Esta experiencia resultó tan motivadora para los alumnos que este año han vuelto a solicitar el torneo y además, durante el segundo trimestre, se ha llevado a cabo un torneo de pimpón para los alumnos de 4º de Primaria.

Este segundo año de la experiencia los alumnos ya tienen más bagaje y son más independientes a la hora de elegir los juegos a los que quieren jugar.

El centro lleva varios años participando en el programa propuesto por la Comunidad de Madrid denominado “Madrid Comunidad Olímpica”. Este programa intenta dar a conocer a los alumnos de Primaria diferentes tipos de deportes que participan en los Juegos Olímpicos, y que en muchos casos son minoritarios en su práctica. Este año el colegio ha recibido sesiones de formación de voleibol, rugby y balonmano, a cargo de monitores de las federaciones territoriales de cada deporte. Este programa lo han realizado los alumnos desde 3º a 6º.

Deportes deCAM 

Deportes de CAM

Todos los alumnos han mostrado mucho interés en estos deportes. De hecho, los alumnos de los cursos superiores están solicitando el balón de balonmano para poder practicar este deporte en los recreos. Nos parece muy interesante el cambio de la mentalidad en los niños que juegan y nos proponen otras actividades para así ir mejorando poco a poco los recreos.

Pero, ¿qué pasa con los alumnos de 1º y 2º de Primaria? Ellos no tienen tantas opciones de participar en el Programa de la Comunidad de Madrid, pero el club de tenis de la localidad les preparó una jornada de tenis en las instalaciones de un polideportivo de la zona, que les hizo disfrutar y sentirse Nadal por unas horas.

Tenis

Tenis

¿Y en el recreo del colegio estos alumnos de cursos inferiores a qué juegan? Tienen diferentes materiales de juegos populares, como bolos, pañuelos, balones, aros y un día a la semana jugamos a juegos tradicionales. Este año se les ha dibujado diferentes juegos gigantes como Twister, dianas, tres en raya, caracol…, para que un día de la semana jueguen con estos juegos gigantes.

Foto 6 de Diana

3. EVALUACIÓN Y CONCLUSIONES

El proyecto es un proyecto joven, en el que cada día pretendemos mejorar y evolucionar para hacer más atractivos a los alumnos la práctica de actividad física durante el recreo. Además, se intenta darles una serie de herramientas que les sirvan para usar en su tiempo libre, o que sean capaces de solucionar pequeños problemas en la relación con los otros.

BIBLIOGRAFÍA

Aguilera, E. (2010). ¡Recreo!.¡Vamos a jugar! Espacios y juegos: una responsabilidad compartida.

Chaves, A. (2013). Una mirada a los recreos escolares: El sentir y pensar de los niños y niñas. Revista Electrónica Educare, 17 (1), 67-87.

Gras Pino, P y Paredes Giménez, J (2015). El recreo ¿sólo para jugar?. Revista digital de Educación Física EmasF 36 18-27

García Guerra, M., Mazón Cobo, V., Torres García David (2011) Los recreos divertidos. Un lugar donde educar. Ed Miño y Dávila

Código QR

Creative Commons by-nc-sa
Revista Digital EducaMadrid
Fecha de publicación: 7 de diciembre de 2017