Skip to Content

Visor

Tarjetas de Navidad.

Quisiera compartir con los lectores de esta revista digital dos sencillas redacciones escritas por dos alumnos del grupo de 1ºD ESO.

La actividad consistió primero en escribir y enviar una tarjeta de Navidad al destinatario que ellos quisieran y luego, escribir brevemente lo que pasó cuando recibieron su tarjeta.

He seleccionado estas dos muestras porque ponen de manifiesto el valor terapéutico, el amor y el afecto de estos pequeños gestos que ya casi no hacemos por falta de tiempo y que, sin embargo, reflejan la dedicación de quién la escribe, la importancia de esa persona en su vida y el agradecimiento de quien la recibe porque sabe de esa importancia.

Os invito a leerlas.

Mª Ángeles Crespo Fernández

¿Qué pasó cuando recibió la carta?

Era una mañana del domingo 25 de diciembre de 2022 (día de la Natividad del señor) soleada pero con mucho viento. Casi todas las hojas de los árboles de hoja caduca se habían caído y no había casi nadie en la calle.

Mi amigo, Aharón, se aburría mucho en su habitación y decidió ayudar a sus padres en casa. Una de sus tareas era ir al buzón para ver si había alguna carta y, al encontrarse una para él, se emocionó. Cuando llegó a su casa, se lo dijo a sus padres y decidieron abrirla juntos en el salón. ¡Era de su amigo, Daniel!.

La carta tenía un sello de 2019 que indicaba tres elementos de la tabla periódica, un sobre rojo que había sido pegado con pegamento de barra y una carta no muy extensa que redactaba lo que le quería como amigo y las Navidades que le deseaba.

A continuación, se metió en su habitación. Esta tenía una cama muy pequeña, las paredes recién pintadas, un escritorio para estudiar muy pequeño y una gran cantidad de ropa de marca en el armario. Nada más llegar, buscó su móvil para llamarme y comentarme sobre la carta.

Me explicó que cuando tenía la carta en sus manos sintió una mezcla de un nerviosismo tremendo y una gran sensación de felicidad. También me dijo que era la primera vez que, algo que había escrito, tenía una gran presentación y letra (en comparación con como escribo normalmente). Le gustó mucho aunque no fue una gran sorpresa porque dudaba, después de haberle preguntado su dirección en clase, de que se lo fuese a mandar.


Daniel Navajos

Alumno de 1ºD

¿Qué pasó cuando recibió mi carta?

La persona a la que le he enviado la carta es a mi abuela materna, llamada Antonia. Mi abuela tiene 86 años.

Mi abuela Antonia lleva muchos años sin recibir una carta y cuando abrió el sobre y vio la postal fue toda una sorpresa para ella.

Leer mi mensaje navideño la hizo muy feliz porque sintió que la quería mucho y me acordaba de ella.

Mi abuela sufre una enfermedad llamada “demencia senil” y necesita que la recuerden constantemente las cosas.

Todas las emociones nos las ha contado mi tío Andrés, que vive con ella. El día de Navidad fuimos mi familia y yo a visitar a mi abuela y juntos leímos la postal de nuevo. Mi abuela se sintió muy contenta y se puso a bailar.

Al menos sé que ese momento fue muy feliz y yo también.


David Rollón

Alumno de 1º D