Skip to Content

Agregador de Contenidos Agregador de Contenidos

La música es entretenimiento, es diversión, nos anima, nos relaja, nos acompaña y muchas otras cosas. Pero, además, numerosos estudios y experimentos concluyen que las personas que, sobre todo desde edades tempranas, reciben una educación musical y/o tocan algún instrumento musical, desarrollan y potencian un montón de habilidades a todos los niveles:

Mejoran la capacidad del lenguaje, la memoria y el razonamiento.

Tienen una mejor inteligencia espacial y capacidad de abstracción.

Son más creativas en numerosos aspectos de su vida diaria.

En general, son más felices y suelen tener más éxito en todo lo que emprenden.

Mejoran sus habilidades sociales y son más tolerantes con las demás personas y culturas.

Son más perfeccionistas y cuidadosos con los detalles.

Trabajan más eficientemente en equipo.

Poseen mayor disciplina y se esfuerzan más en conseguir sus objetivos.

Tienen más autoestima, al adquirir un medio de expresión personal.

Muestran una gran coordinación a nivel psicomotor.

Desarrollan una mayor sensibilidad  y valoran más el entorno y todas las manifestaciones artísticas

Saben concentrarse mejor en todo lo que hacen y escuchan con más atención.

Por todas estas razones, y alguna más que puedo dejarme en el tintero:

¡¡VIVA LA EDUCACIÓN MUSICAL!!