Skip to Content

Visor

Experiencia Alumnos Erasmus curso 2009-10

Experiencia Erasmus

FCT Junio 2010 - Destino: Inglaterra

Cuatro espańoles en England - Nuestras primeras vivencias

Hay muchos mitos y tópicos sobre Inglaterra y, sinceramente, la palabra que aunaría a todos es: “suyos”.

Antes de meterme en faena a explicar por qué son tan “suyos”, voy a hablar acerca de nuestra experiencia personal y nuestra llegada al país. Tras semanas de ajetreo buscando alojamiento, preparando maletas, despidiéndonos de gente, pesando hasta el más ínfimo gramo que metíamos de más en la maleta, llegamos al aeropuerto un día 30 de Marzo. Tras un corto y “cómodo” viaje con Ryanair llegamos al aeropuerto de Stansted, en las afueras de Londres. El aeropuerto era amigable y poco ajetreado, podría decir que incluso era pequeño, algo que no nos desagradó. Tras buscar el tren, comprar tickets, hacer transbordos y demás, llegamos al famoso pueblo del que tanta información habíamos buscado, Ipswich, o como amigablemente le llaman “Iwi”.

Nuestro primer propósito era encontrar nuestra casa, tarea relativamente fácil o difícil según se mire, y según el volumen de la maleta. Con un agradable “excuse me”, le preguntamos a un taxista cuánto nos supondría el precio de ida hasta nuestra casa. Tras ver nuestro acento lugareño nos quería cobrar Ł30 (mas tarde veríamos que nos quería estafar porque los precios no son tan caros).

AlumnosErasmus_2009_10

Sin extenderme, llegamos, firmamos, pagamos, nos asentamos y empezó nuestra curiosidad. Curiosidad por saber por qué tienen tanto afán por las moquetas, por qué no tienen persianas, por los heaters (sistema de calefacción que acumula calor por las noches y desprende por el día), por los fogones de la casa que no son ni vitrocerámica ni gas, por el sistema de cuerdas para encender la luz de los baños, por los topes para las puertas.

Otro asunto curioso y a destacar es el de los grifos, sí, los grifos. Hemos recibido información de que somos unos chicos afortunados al tener un solo grifo, pues aquí acostumbran a tener un grifo para agua caliente y otro para fría. ¿Sentido? Ninguno, pero es así, de hecho en el mismo grifo si colocas la mano en una parte u otra del mismo chorro de agua, notarás que una parte sale fría y otra caliente. Si, son muy “suyos”.

Otra cosa chocante y muy tópica es la circulación vial. Al principio resulta extraña la ubicación del conductor y el sentido de la circulación. Dónde mirar cuando se cruza se convierte a veces en un reto interesante, peligroso e incluso divertido. Llama la atención lo mal que conducen, los acelerones que meten, los tubos de escape que ponen a los coches etc., y también los pasos de peatones, si bien es cierto que hay muy pocos. En el suelo a veces se proyecta una especie de curvatura pintada de amarillo por donde uno puede pasar, si bien el coche es el que tiene preferencia. Vamos, como si no hubiera nada.

Estas fueron nuestras primeras peripecias, pero hay muchas más que contar: las famosas “kettle”, la famosa “puntualidad” no existente, nuestros caseros, las tiendas de segunda mano, fish and chips, ¡Hay tantas!

En cuanto al trabajo, una de las cosas que más nos llamó la atención en el trabajo es la flexibilidad en el horario. Es de agradecer que si necesitas una hora para tus cosas la puedas recuperar en cualquier momento. La verdad es que hay de todo en Adastral Park, si necesitas gimnasio, un paseo, lo que sea, lo encuentras casi seguro. En cuanto a la gente que trabaja allí, decir que son muy amables. Desde el primer día nos estuvieron preguntando si necesitábamos ayuda con la casa o para comprar. Quizás nuestro trabajo no sea el que esperábamos pero son proyectos muy interesantes y que nos llaman mucho la atención.

Adrián, Fernando, David y Carlos
Alumnos Erasmus de 2º de ASI