Skip to Content

Agregador de Contenidos Agregador de Contenidos

Mujeres Científicas: Margarita Salas

Margarita Salas


Biografía

Margarita Salas Falgueras (Canero, Asturias, 30 de noviembre de 1938-Madrid, 7 de noviembre de 2019), marquesa de Canero, fue una bioquímica española, licenciada en ciencias químicas, fue discípula de Severo Ochoa,4​ con quien trabajó en los Estados Unidos después de hacerlo con Alberto Sols en Madrid con el también científico Eladio Viñuela,5​ ambos se encargaron de impulsar la investigación española en el campo de la bioquímica y de la biología molecular.
Estudió en el Colegio de la Asunción de Gijón desde los tres hasta los dieciséis años,10​11​ cuando terminó el PREU y se marchó a Madrid para realizar las pruebas de acceso de Química y Medicina. Ingresó en la facultad de Químicas y en el verano de 1958 conoció a Severo Ochoa, quien tuvo influencia en su carrera y la orientó hacia la bioquímica. Obtuvo la licenciatura en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense en 1960, con la calificación de sobresaliente.12​ Realizó su doctorado bajo la dirección de Alberto Sols, obteniendo el grado de doctora en Ciencias por la Universidad Complutense en 1963.

Papel como mujer en la ciencia

Cuando Margarita regresó a España en 1967, no era conocida por sus contribuciones a la ciencia, sino por ser la esposa de Eladio Viñuelas. Además, su trabajo científico no era reconocido como mujer, ya que en ese momento las científicas no eran reconocidas por su trabajo.En la mayoría de los casos, los hallazgos fueron atribuidos a hombres.
Ella fue pionera en muchas tareas que hasta entonces solo habían sido llevadas a cabo por hombres. Margarita no consideraba esto un mérito, sino más bien una cosa fácil: como ninguna mujer había hecho antes, era fácil ser la primera.
Cuando ganó el Premio Severo Ochoa de Investigación, Alberto Sols, quien había dirigido su tesis, admitió que cuando llegó a su laboratorio para hacer el doctorado, decidió darle un tema de investigación menor para que no importara si no lo conseguía sacar. Margarita no dio importancia al problema, diciendo que no era un problema de Alberto, sino del tiempo en que vivían. Margarita ayudó a hacer la ciencia accesible a las mujeres.
Siempre quiso mantenerse en contacto con la juventud e inspirar a otras mujeres a interesarse en la ciencia. Margarita Salas también fue conocida por su trabajo como mentora de muchos científicos como María Blasco, Marisol Soengas y Jesús Ávila.

Reconocimiento

ADN polimerasa del virus bacteriófago Φ29 fue uno de sus mayores reconocimientos. Entre sus mayores contribuciones científicas destaca la determinación de la direccionalidad de la lectura de la información genética, durante su etapa en el laboratorio de Severo Ochoa, y el descubrimiento y caracterización de la ADN polimerasa del fago Φ29, que tiene múltiples aplicaciones biotecnológicas debido a su altísima capacidad de amplificación del ADN.16​.
Fue profesora ad honorem en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, centro de investigación mixto del CSIC y de la Universidad Autónoma de Madrid, donde siguió trabajando con el fago (virus bacteriófago) Φ29, de gran utilidad en la investigación en biotecnología y el cual infecta una bacteria no patógena, Bacillus subtilis. Durante la pandemia de 2020 se puso en marcha en España un proyecto de investigación para aplicar la ADN polimerasa del fago Φ29 para lograr un método de detección de la COVID-19.

Vida personal y legado

Se casa en 1.963 con su marido Eladio Viñuela que fue también un reconocido científico que compartió trabajo con su mujer. Lo conoció en su época con Alberto Sols de quien también era alumno. En 1.964 emigran a Estados Unidos y para que Margarita no tuviera problemas con el reconocimiento por su trabajo, Severo Ochoa los puso en dos grupos separados.
El matrimonio tuvo una hija, Lucía Viñuela. Eladio murió en 1.999. Margarita Salas siguió trabajando durante toda su vida hasta que murió el 7 de noviembre de 2.019 en Madrid.
Ha sido sin duda la científica española más influyente. Debido a la gran cantidad de prejuicios que sufrió por ser mujer, fue una de las grandes defensoras de la presencia femenina en la investigación española.

Acontecimientos curiosos

Su profesor Alberto Sols, dijo que cuando se convirtió en su alumna no tenía mucha confianza en ella por ser mujer. Él mismo reconoció equivocarse durante una entrega de un premio que Salas recibió.
Severo Ochoa era pariente de su padre.
Ambos compartieron piso en su época de estudiantes.
La patente de la ADN polimerasa del phi29 ha dado 6,6 millones de euros al CSIC hasta que venció en 2.009.
Un dinero muy necesario para continuar con el trabajo de investigación de este centro.
Su marido Eladio trabajó con ella en el estudio del virus phi29, pero decidió apartarse de la investigación para que su mujer no perdiera reconocimiento (era normal en la época que los descubrimientos se reconocieran al hombre).
Como extremeño que era, al final acabó por estudiar la gripe porcina, una enfermedad muy preocupante en su región de nacimiento.
Murió el mismo día que nació Marie Curie, una de las más famosas científicas de todos los tiempos.

Entrevista a Margarita Salas

Mensaje de Margarita Salas para las niñas que quieren ser científicas