Skip to Content

Un piano con historia.

Victoria de los ángeles...

 

El pasado 30 de noviembre, en el Conservatorio Profesional de Música Victoria de los Ángeles de Madrid, llevamos a cabo un Concierto-Homenaje a la memoria de Carlos Medina Hernández con motivo de la donación a nuestro Centro de su magnífico piano Bechstein.

Cuando Antonia María, su madre, nos contactó por primera vez, nuestra reacción inmediata fue preguntarle por qué había elegido nuestro Conservatorio con este fin, dado que el piano se encontraba en Alemania y ella reside en Canarias. Su respuesta fue rápida y sencilla: por vuestro nombre, nos dijo, sin más.

Es cierto que, en muchas ocasiones, pasamos por delante de cuestiones cotidianas sin pararnos a pensar al respecto, pero el nombre de nuestro Centro, Victoria de los Ángeles, en honor a la gran soprano catalana de la que justamente este año se celebra el centenario de su nacimiento, tiene unas connotaciones que ya lo hacen especial.

Una de las definiciones de la RAE del término “ángel” se refiere a “persona en quien se suponen las cualidades propias de los espíritus angélicos, es decir, bondad, belleza e inocencia”. Al parecer esas fueron cualidades de la gran soprano que nos da nombre, pero parece que son también las de la familia Medina Hernández, que pudiendo dar cauce a este piano por muchas otras vías, nos ha elegido, como centro educativo, para que la música siga sonando en el instrumento favorito de su hijo.

Sabemos ahora que las razones que en origen han dado lugar a esta donación son muy tristes, absolutamente trágicas, y nos sumamos al enorme dolor de esta familia, pues como bien es sabido, la pérdida de un hijo tiene una dimensión tal, que no existe palabra en castellano que la defina, como sí ocurre cuando un hijo pierde a sus padres quedando huérfano, pero les agradecemos infinitamente que hayan permitido que nuestros alumnos puedan seguir dando vida a su piano. Con este gesto no solo se confirma la “victoria de los ángeles” sino el triunfo de la música. Estamos seguros de que, en manos de nuestros alumnos y profesores, el disfrute del sonido y la emoción que tan feliz debió hacer a su hijo Carlos se verá renovado continuamente.

¡Gracias de corazón por ayudarnos a confiar un poco más en la bondad de las personas!

 

Sergio González Martín

Jefe del Departamento de Piano del CPM Victoria de los Ángeles

Madrid