Saltar al contenido

Piano

Hacia 1709, Cristofori desarrolló en Florencia el primer mecanismo de este instrumento al que denominó "Forte-Piano".
Las 12 sonatas para piano de Giustini de 1732 son las primeras composiciones específicas escritas para piano. Hacia 1750 el propio J. S. Bach tuvo su primer contacto con un piano del constructor Gottfried Silbermann. En 1762 se produce el primer concierto de piano en toda la historia realizado por Henry Walsh en Dublin. En 1773 se publican las famosa sonatas para piano Opus 2 de Muzio Clementi que intentan utilizar al máximo los recursos del piano. Desde entonces, muchos han sido los compositores que han realizado obras para piano y en muchos casos esos mismos compositores han sido grandes intérpretes del piano. Destacan figuras como W. A. Mozart, L. V. Beethoven, Frédéric Chopin, R. Schuman, F. Schubert, F. Liszt, P. I. Chaikovski, Claude Debussy, o M. Ravel, entre muchos otros. Ha sido el instrumento más representativo del romanticismo musical, llegando a las máximas cotas de virtuosismo pianístico a lo largo de los siglos XIX y XX hasta nuestros días.

Instrumento polifónico y de afinación temperada, su amplia versatilidad le ha permitido ser usado en todo tipo de géneros y estilos musicales. Ocupa un lugar preponderante en la literatura musical, tanto como solista, como integrante de diversas agrupaciones de música de cámara, o como instrumento integrante de la orquesta sinfónica.

Su uso en la enseñanza le hace necesario en cualquier aula de teoría y práctica musical, de armonía o de composición. Es el principal instrumento acompañante para el que se han escrito todo tipo de transcripciones y reducciones.

Piano