Skip to Content

Agregador de Contenidos Agregador de Contenidos

EL HUERTO DEL SALZILLO ES PARTICULAR

Un Texto Mágico: si pinchas en las palabras en azul, aparecerán fotografías.






Abrimos una nueva ventana a un huerto muy especial. Nuestro huerto del Salzillo.

Un proyecto que tiene raíces profundas.

Comienza su germinar allá por el año 1992, en el que un grupo de maestros del centro, apostamos por la naturaleza y el estudio de la misma de forma vivencial.

Entonces, era Andrés Merino, quien se hizo cargo del huerto como coordinador, y a él seguimos un grupo de maestros que aprendíamos día a día de sus enseñanzas metódicas y nos sumábamos a seminarios, grupos de trabajo y cursos de reciclaje en la escuela de capataces agrícola de Villaviciosa, para implementar los conocimientos que teníamos de la materia.

En aquel entonces, fue muy importante el modelo que nos daba Andrés Montaña, maestro amante de la naturaleza, que alternaba tiza y azadón y transmitía su alegría por animar a los chicos a trabajar la tierra y a amarla.

Nuestro huerto, tuvo nombre: “ La Tierruca”. Y cada clase tenía su parcela, que cuidaba con esmero.

El trabajo era grande, necesitaba tiempo. El papeleo y las nuevas tecnologías, robaron su tiempo a la azada, y año a año, vimos decaer la atención a este espacio, que sólo se mantenía vivo gracias a Andrés y la colaboración de un vecino, que lo trabajaba y le sacaba frutos, pero... ya no era escuela, y pocas clases nos seguimos beneficiando del trabajo en el medio natural.


En el curso 2017, Andrés se había jubilado y había que tomar el relevo de la coordinación.

Intentando acercar este proyecto a las ilusiones de sus mejores momentos, cogí el testigo y sembré la idea entre los padres y abuelos de antiguos alumnos, para abrirlo a la comunidad educativa y dotarlo de un carácter colaborativo.

El abuelo de Diego y Victor Losana, El Sr. Clemente Labrado, fue el primero en atender mi llamada.

Manolo Patricio y Alonso Hurtado, también se dejaron coger, y sus horas echaron en ponerlo en marcha desde el principio.

Ello conllevó sobre todo, quitar lo mucho que allí había y no debía formar parte de un proyecto de huerto escolar. Limpiar, ordenar y planificar el espacio.

Los profesores, apoyaron el proyecto, y formamos un grupo de trabajo, que entre sus tareas estuvo el colaborar en la limpieza de aquel espacio de naturaleza, convertido casi en estercolero, y campo para gatos.

Desde ahí, nos lanzamos a presentar proyectos, para recabar fondos que nos permitieran hacer todo lo que nos planteábamos.

El equipo directivo, apostó por este proyecto y apoyó todos los avances que iban proponiéndose y la participación de padres y familiares colaboradores.


Desde entonces es un sembrar continuo.


Día a día, mes a mes, en periodos escolares y fuera de ellos, el huerto está siendo atendido por PADRES como Sinda Cerradelo, Gemma Gómez, Sergio Sanz, Esther Sánchez, Elena Yotti y Gemma Pirjol, de forma permanente y otros padres y abuelos, que aunque ahora no colaboren tanto, han trabajado mucho en él, como Prieto, Puerto, el abuelo Jose, Maguillo, Alberto, Carmen Díaz, y alguno más que seguro me olvido.

Durante los cursos 2017-18 y 2018-19, la participación de alumnos de 5º y 6º fue preciosa. Lorena, Adriana, Iker, Jorge y Adrián convirtieron sus tiempos de recreo en tiempos de huerto.

Y creciendo seguimos. Creando nueva tierra.

Las raíces nos sostienen y el tallo se mantiene erguido, echando ramas que esperamos seguir viendo florecer y dar frutos.

Hemos dado un paso más, y el huerto es una escuela. Un aula en la naturaleza. Un aula, con pizarra, bancos y mesas, donde trabajar las áreas del currículo.

El huerto se ha convertido en una zona más de recreo. Un rincón de juego-trabajo donde ayudar a sacar adelante un proyecto precioso que nos enriquece como personas cercanas a la naturaleza y nos ayuda a cuidarla y respetarla.

Los niños van al huerto con ilusión y alegría. Saben de sus tareas y les gusta practicarlas. Recolectan los frutos que vieron crecer desde el principio y ayudaron a que fructificaran, y se los llevan a casa para comer de forma sana.


Este es nuestro proyecto. Un proyecto propio del Salzillo. Un proyecto vivo que hace que el huerto del Salzillo, sea un huerto muy particular.

Agregador de Contenidos Agregador de Contenidos

Agregador de Contenidos Agregador de Contenidos

Agregador de Contenidos Agregador de Contenidos