Saltar al contenido

PROYECTO EDUCATIVO

El Proyecto Educativo del centro fue aprobado por el Consejo Escolar en noviembre de 2011.

  • En el punto 1 de este documento refiere:

El Proyecto Educativo constituye el documento que expresa las señas de identidad de nuestro centro. Es el auténtico referente del principio de autonomía pedagógica y de organización. Su configuración nos permite planificar y, en consecuencia, llevar a cabo modelos de funcionamiento propios.  Por esto incluye:

  • Los desarrollos curriculares (y pautas para la elaboración de las programaciones didácticas).
  • Las medidas de atención a la diversidad (de acuerdo con las necesidades de nuestros alumnos y las características del entorno en el que nos encontramos).
  • La organización académica.
  • Los criterios para organizar el tiempo.
  • Los programas de intervención en el tiempo extraescolar.
  • Los procedimientos y criterios de evaluación.
  • El plan de orientación y acción tutorial.
  • Las medidas para mejorar la calidad educativa.
  • El plan de formación del profesorado.  
  • El R.R.I. y el Plan de Convivencia.

Para su diseño nos apoyamos en la normativa vigente.

En sus diferentes apartados se contempla la necesidad y, en consecuencia, nuestra respuesta a través de la previsión de medidas relacionadas de compromiso educativo con las familias y con otras instituciones y del entorno. Todo ello persigue mejorar el rendimiento académico del alumnado y su formación equilibrada. En suma, contribuir al enriquecimiento de sus posibilidades de conocer mejor el medio en el que vive para poder desenvolverse en él de forma activa, crítica, respetuosa y responsable.

La LOE en su art. 121, establece: “El proyecto educativo del centro recogerá los valores, los objetivos y las prioridades de actuación. Asimismo, incorporará la concreción de los currículos establecidos por la Administración educativa que corresponde fijar y aprobar al Claustro, así como el tratamiento transversal en las áreas, materias o módulos de la educación en valores y otras enseñanzas”.

Así pues, la legislación educativa de nuestra Comunidad Autónoma de Madrid, establece con respecto a las concreciones del currículo oficial lo siguiente:

Debemos desarrollar y concretar el currículo oficial de la Comunidad de Madrid para cada una de las etapas educativas que se impartan en nuestro centro. El resultado de esta concreción formará parte del proyecto educativo del centro. Se concretarán el currículo y las medidas de atención a la diversidad establecidas por la Consejería de Educación, adaptándolos a las características de los alumnos, con el fin de atenderlos a todos, tanto a los que tienen dificultades de aprendizaje como a los de mayor capacidad o motivación para aprender.

La comprensión lectora, la expresión oral y escrita, la comunicación audiovisual y la educación en valores, las trabajaremos en todas las áreas y materias. Las tecnologías de la información y la comunicación estarán también integradas en el currículo de nuestro centro.

También sobre la implicación de las familias, la normativa indica que con el objeto de respetar y potenciar la responsabilidad fundamental de las familias en la educación de sus hijos, cooperaremos estrechamente con ellas favoreciendo su participación en el proceso educativo de sus hijos, y fomentando que apoyen la autoridad del profesorado. El equipo directivo se compromete a propiciar un clima ordenado y cooperativo entre todos los miembros de la comunidad educativa.

También esta normativa expresa su intención de facilitar nuestra autonomía pedagógica y organizativa, favorecer el trabajo en equipo del profesorado y su actividad investigadora. Además, velará porque los profesores recibamos el trato, la consideración y el respeto acordes con la importancia social de nuestra tarea.

Finalmente, de acuerdo con los principios expuestos al inicio de este apartado, queremos señalar que los diversos capítulos que componen este documento expresarán nuestra preocupación por integrar  las competencias básicas que aúnen calidad, eficacia y educación en valores sólidos y evaluación formativa de los alumnos que suponga nuestra propia mirada crítica, nuestra preocupación continua por mejorar lo que proyectamos.

  • En el punto 2 habla de los fines e intenciones educativas

Deseamos que la identidad de nuestro centro y, por tanto, sus grandes ejes de actuación queden bien definidos Nuestro proyecto va a propiciar que la actividad del centro se desarrolle bajo los  valores y actitudes que reseñamos en este apartado.

  • Respeto a las creencias personales de los miembros de la comunidad educativa.
  • Tolerancia y respeto a las personas, a la libertad de cátedra, a las convicciones e ideas, a las condiciones individuales.
  • Solidaridad y participación para desarrollar una convivencia pacífica, favorecer la cooperación e INTEGRAR LAS desigualdades.
  • Justicia e igualdad en la aplicación de las normas.
  • Fomento de actitudes que hagan de nuestro centro un modelo de escuela inclusiva.
  • Responsabilidad en las tareas de cada uno: estudio, puntualidad, esfuerzo, colaboración…
  • Autonomía, responsabilidad y laboriosidad en el desarrollo de las capacidades, en la realización de las tareas, en la organización del tiempo y en el cumplimiento de las normas.
  • Creatividad y espíritu crítico.
  • Autoestima y deseo de superación.
  • Respeto a nuestro entorno natural y social, con el ejercicio de una vida sana y comprometida.

Estos valores son las fuerzas que nos impulsan a dirigir nuestra actividad educativa  en una determinada dirección. Nuestra inspiración en valores meditados y consensuados, nos hace sensibles a aquellos que constituyen nuestro patrimonio esencial: la libertad, el deseo de evolucionar y mejorar de forma constante, el esfuerzo por lograrlo, la solidaridad, el apoyo a los más débiles y la lucha por la construcción de un mundo más justo.